Los inmigrantes alcanzarán el 30% de desempleo

Los extranjeros que solían emplearse en la construcción y que quedaron en la calle cuando la crisis agotó este negocio, e recolocaron en el rubro de servicios, pero hoy son nuevamente desplazados y en diciembre sufrirán un 30% de desempleo.

Los extranjeros se quedan sin empleo en la construcción y los servicios

Los extranjeros se quedan sin empleo en la construcción y los servicios

Si bien esta crisis que arrecia en España y el mundo entero no distingue entre razas, profesiones, religiones o nacionalidades; el desempleo que está estrechamente relacionado con la crisis económica y financiera si lo hace y, según estimaciones, dos grupos son los más afectados por la falta de empleo.

Los jóvenes, siempre permeables a las variaciones de empleo y a las crisis, y los inmigrantes venidos a España en busca de mejores oportunidades y cuyas fuentes de empleo son las más volátiles cuando las cosas se ponen difíciles (sólo por citar un ejemplo, la construcción), son los dos colectivos más afectados por el desempleo.

Pero es el colectivo de la inmigración el que resulta más preocupante por el componente social, y es que este masivo fenómeno de desempleo que afecta a los extranjeros ha alcanzado el 28% mientras que la media de desempleo en el país roza el 18% de paro.

Según un estudio publicado por la empresa de trabajo temporal Randstad, el colectivo de los inmigrantes mantendrá la diferencia de 10 puntos porcentuales a finales de año –alcanzando en diciembre de 2009 el 30%-, momento en el cual se prevé que uno de cada cinco españoles se encuentre sin trabajo.


Y la razón para esta cruda realidad que afecta a los extranjeros radicados en España es simple: baja cualificación profesional y alta oferta de mano de obra no calificada son las principales razones por las cuales el número de inmigrantes en paro se ha triplicado en cuestión de dos años y que suman hoy, en España, un millón de personas.

el 28% de los inmigrantes se encuentran desempleados

el 28% de los inmigrantes se encuentran desempleados

«La presencia de los inmigrantes en el mercado laboral ha estado ligada a aquellos sectores que se han visto más dañados», concluye el informe; y es por esta razón que los extranjeros «fueron los primeros en aparecer como víctimas de la crisis».

Cuando la crisis afectó duramente a la construcción, agotando este mercado, decenas de miles de puestos de trabajo desaparecieron y estos trabajadores no pudieron recolocarse en la industria del ladrillo, donde más experiencia tenían, de manera que se trasvasaron al comercio y la hotelería, en ese momento en auge.

Sin embargo, la crisis también afectó a estos sectores y las reducciones de puestos de trabajo continuaron afectando a los extranjeros. De hecho, los datos registrados por el Servicio Público de Empleo Estatal el pasado mes de septiembre confirman que la mayoría de los parados extranjeros provenían del sector de servicios (246.387 personas), seguido por el de la construcción (147.666 desempleados).

Desde el estudio realizado por Randstad señalan que los malos resultados obtenidos por los negocios turísticos ha obligado a las empresas del sector a contratar personal con mayor experiencia y capacidad en lugar de extranjeros; cerrando puertas nuevamente a la masa de trabajadores inmigrantes.

Además, la crisis ha aumentado la necesidad de trabajar en todas las familias españolas y, a mayor demanda de empleo por cada familia, menor es el campo donde emplearse para los extranjeros.

“Esta explosión de demandantes de trabajo frente a una oferta nula, alerta el informe, podría empujar al colectivo a engrosar las filas de la economía sumergida”.

Fuente: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...