Los becarios ya cotizan

Becarios

Desde ayer y en adelante los becarios ya constan en los registros de la Seguridad Social. Esto quiere decir que las empresas, fundaciones, instituciones y organismos que tienen a becarios en prácticas profesionales remuneradas están obligadas a pagar su cotización, con una cuota mensual de 48 euros de los cuales 6 corren a cuenta del becario.

Dicha cuota, que corresponde a la base mínima de cotización, da derecho a los becarios a la misma protección que a los asalariados de régimen común, es decir, que si estás en esta situación, a partir de ahora cada día invertido en la realización de las prácticas computará en tu vida laboral a efectos de pensión, bajas por enfermedad, accidente o maternidad, como cualquier otro trabajador, con la salvedad de la prestación por desempleo, la única prestación que queda fuera del cupo en este caso.

Así pues, las 30.000 personas que el Ministerio de Empleo calcula que se encuentran en esta situación no podrán cobrar el paro, pero sí estarán cubiertas por la Seguridad Social en lo sucesivo. Por eso, los becarios no figurarán en el registro como afiliados, sino como asimilados, y para evitar falsear las estadísticas, se ha dispuesto que consten en un epígrafe específico; de esta manera se podrá saber en todo momento cuántas personas se encuentran en régimen de becarios y cuantas figuran como asalariados.

Además, para aquellos que han sido becarios hasta este pasado lunes 31, existe la posibilidad de rescatar retroactivamente hasta dos años de cotización, que se tendrían así en cuenta para la futura pensión, pero eso sí, en este caso correría a cuenta del interesado el pago de las cuotas correspondientes a la Seguridad Social, que según los cálculos del Ministerio de Trabajo, rondarían los 150 euros por mes trabajado, por tanto es bastante posible que sólo estén interesados aquellos becarios que hayan tenido una remuneración bastante considerable y estén por tanto dentro de los umbrales que dan derecho a prestaciones más altas, como los que puedan con ello completar 15 años de cotización y acceder a la pensión mínima.

El procedimiento para solicitar la cotización retroactiva requiere presentar un certificado expedido por el empleador que acredite que fue becario durante el período que se quiere rescatar y firmar posteriormente un convenio individual con la Seguridad Social. Eso sí, para el pago de las cuotas de cotización, Trabajo ha previsto que se pueda abonar en un sólo pago (3.600 euros), o bien fraccionarlo en mensualidades hasta un mínimo de 75 euros, lo que supondría pagar cuota durante cuatro años aproximadamente.

Fuente| El País

Foto: Manuel Cernuda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...