Las universidades españolas están a la cola de beneficios por investigación

Las universidades españolas tienen unos beneficios inferiores a los 40.000 euros por sus trabajos de investigación, según un estudio de la Red de Fundaciones Universidad Empresa (REDFUE). La responsable del informe pide un cambio de las políticas y mayor implicación de las universidades para captar inversión extranjera para potenciar la investigación española.

La actividad investigadora de las universidades públicas españolas conlleva un ingreso medio de 38.400 euros, según el estudio ‘Recomendaciones para mejorar el modelo de transferencia de tecnología de las universidades españolas’ de la Red de Fundaciones Universidad Empresa (REDFUE). El informe apunta que los beneficios de las universidades europeas ascienden a los 2 millones de euros de media, mientras que los ingresos superan los 10 millones de euros en los Estados Unidos.

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha asistido a la presentación del estudio ‘Recomendaciones para mejorar el modelo de transferencia de tecnología de las universidades españolas’. El documento, desarrollado por la directora técnica de REDFUE, Tona Rubio, apunta que el ingreso medio de las universidades españolas por sus trabajos de investigación es de 38.400 euros y no dispone de una fuerte inversión privada.

Al respecto, Gomendio ha explicado que el modelo de precios de las matriculas universitarias de los centros que más beneficios obtienen de la investigación es “muy distinto al español”. Asimismo, la secretaria de Estado de Educación ha indicado que la universidad de Oxford, uno de los centros mejor clasificados en los rankings internacionales, tiene un precio de matrícula anual en torno a las 9.000 libras (11.460 euros); pero también es forma parte del modelo de universidad que obtiene “mayor parte de sus ingresos a través de la investigación”.

“No todas las universidades son Oxford o Stamford”, ha afirmado la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela; al tiempo que ha subrayado que “también hay universidades en Europa y Estados Unidos que tienen que mejorar, aunque esto no sea de consuelo”. Igualmente, ha reconocido que el tejido empresarial español es “pequeño aún” para responder a las posibilidades de transferencia de conocimiento de las universidades españolas, que también son “referentes mundiales en varios ámbitos de investigación”.

Por otra parte, Gomendio y Vela han explicado que las universidades españolas están “haciendo un esfuerzo muy grande” para adaptar el sistema universitario y que está conllevando beneficios en materia de transferencia de conocimientos con empresas. Sin embargo, la secretaria de Estado de Educación ha indicado que el sistema universitario español, al igual que el del resto de países europeos, todavía se encuentra “en movimiento” hacia un cambio de modelo.

La secretaria de I+D+i ha expresado la necesidad de seguir avanzando para integrar la actividad investigadora de las universidades en las empresas para que se produzca de una forma eficiente la transferencia de conocimientos pero también el proceso inverso. Asimismo, Vela también ha destacado el intercambio de personal y tecnologías de las empresas para que reviertan en una mejora de los equipos investigadores de las universidades.

Las necesidades del sistema universitario
El estudio ‘Recomendaciones para mejorar el modelo de transferencia de tecnología de las universidades españolas’ analiza la importancia de la internacionalización de la oferta en las universidades para atraer inversores extranjeros que financien la investigación española. El capital extranjero captado a través de la internacionalización de las universidades es fundamental para aquellos casos en los que el tejido empresarial español no ha podido hacer frente a la inversión.

La responsable del estudio ha explicado que es vital que sean las propias administraciones públicas las que tomen el rol de punta de lanza en la incentivación de la inversión privada, especialmente extranjera. Asimismo, también piden que se realicen las modificaciones legales necesarias para favorecer la transferencia de conocimientos, personal y tecnologías entre las empresas y las universidades públicas; una asignatura aún pendiente del sistema español.

Entre otras medidas, la autora del estudio ha apuntado la posibilidad de aportar incentivos a la transferencia o subvencionar los trámites de obtención de patentes a las universidades con el objetivo de potenciar esta colaboración, que al mismo tiempo es generadora de riqueza para el país. Las propuestas van en línea de la política universitaria de otros países europeos, que consiguen miles de licencias cuando en las instituciones españolas sólo se consiguieron 211 patentes.

Se tarda una media de 25 años en conseguir que las universidades obtengan beneficios netos de sus departamentos de investigación.

Asimismo, la directora técnica de REDFUE ha señalado la importancia de que las universidades y departamentos de investigación dispongan de personal con perfiles comerciales, preparados para adaptar la oferta de los conocimientos generados por la universidad a la demanda del sector empresarial nacional o extranjero. Por último, ha incidido en la necesidad de crear un sistema de incentivos para fomentar la colaboración entre empresa y universidad que “no cambien cada cuatro años”.

Imagen: RedEmprendia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...