Las frases que dicen los grandes líderes

Existen frases para motivar a los trabajadores y a los familiares, entre las que se encuentran “De Nada”, “¿Puedo ayudarte?”, “Perdón”, y “Estaba equivocado”.

 

No cabe la menor duda que mantener una buena relación con tus jefes, familia y amigos es muy importante. Para ello, es recomendable saber o conocer una serie de frases que deberías decir a las personas que te importan de forma diaria.

Una de las frases más importantes, y una de las que más dicen los grandes líderes, es “Esto es lo que pienso”. No significa que seas más listo sino una persona que puede ayudar a mejorar en el trabajo. Se recomienda justificar las declaraciones y decisiones con lógica y nunca con autoridad ya que provoca tener la razón de forma obligada. La colaboración entre todos es fundamental para la empresa.

Otra de las frases que suelen decir los grandes líderes es “Estaba equivocado”, equivocarse es de humanos y no hay ningún problema por cometer un error. Cuando estés equivocado se recomienda admitirlo y nunca perder el respeto.

En este sentido, una palabra que suele costar mucho entre la población es “Perdón”, una palabra sencilla de decir y con mucha carga emotiva detrás. Todos cometemos errores, por lo que usualmente nos solemos disculpar. Es recomendable pedir perdón explicando el principal motivo y recibir toda la culpa, nunca decir perdón seguido de expresiones del tipo “Pero estoy muy enfadada/o porque…” o “Pero pensé que estabas…”.

“Eso estuvo muy bien” es otra de las frases que suelen decir los grandes líderes y es que nadie tiene suficientes elogios, siempre queremos más. Se trata de un regalo que no cuesta nada y motiva mucho. El hecho de felicitar a una persona por su trabajo significa que fue lo suficientemente importante como para que te acordaras.

También es recomendable decir las palabras “De Nada” tanto cuando te agradecen como cuando te hacen un cumplido. No se trata de ser el centro de atención sino de mirar a la persona y decir un simple “Gracias”o “De Nada” por el trabajo realizado. Eso sí, hay que intentar que los halagos y agradecimientos no sean solo para ti sino para todos los trabajadores.

Si necesitas ayuda en un trabajo pídela de forma humilde y sincera y, de forma casi segura, la obtendrás. La pregunta “¿Podrías ayudarme?” muestra vulnerabilidad, respeto y dignidad para escuchar. Todas estas características son fundamentales en cualquier líder.

Junto a la pregunta “¿Podrías ayudarme?” también se encuentra la pregunta “¿Podrías enseñarme?”. En el momento que se pide ayuda significa que hay respeto hacia la persona que te ofrece el consejo, confianza, habilidad y visión de trabajo.

Por último, otra de las frases que suelen decir los grandes líderes es “Déjame ayudarte”. Pedir ayuda suele mostrar debilidad. Es por ello que muchas personas no se atreven a pedir ayuda pese a que la necesitan.

FOTO/ Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...