Jóvenes, grandes victimas del paro

De los 1,8 millones de puestos de trabajo que desaparecieron producto de la crisis, alrededor de 1 millón pertenecen al mundo de la construcción; 1,4 millones de puestos de trabajo eran pertenecientes a personas que no tenían finalizada la educación secundaria; mientras que 1,3 millones de personas que perdieron su empleo no han cumplido los 30 años.

Jóvenes, grandes victimas del paro

Iniciarse en el mundo laboral no fue una tarea fácil nunca, y muchos menos en estos tiempos que corren. Quizás las dificultades son distintas, mientras antes los males venían vinculados a los bajos salarios y malos horarios que los más jóvenes tenían que aceptar para poder ponerse en acción y ganar experiencia, hoy la dificultades no solo presentan estos tipos de males, sino que lo que aún es peor, actualmente no es fácil ni siquiera conseguir ese tipo de empleos.

Toda Europa, pero sobre todo España, ha visto  como el número de parados jóvenes ha ido creciendo notablemente en los últimos años, periodo en el que el paro juvenil se ha duplicado y ha alcanzado casi el 40%, número que solo es superado por Letonia, país que cuenta con un índice del 43,6% en el cuatro trimestre de 2009.

Dentro de Europa se pueden destacar algunas excepciones como por ejemplo: Alemania u Holanda, sin embargo, el paro juvenil es un mal que está afectando a  muchos países, y del cual  todavía no se sabe muy bien qué hacer para encontrarle solución.


En España, particularmente, el mal se ve acrecentado por la gran cantidad de jóvenes que en épocas de expansión del país han dejado los estudios para comenzar a trabajar, sobre todo en el mundo de la construcción, y hoy se encuentran desocupados porque esos puestos laborales han desaparecido.

En relación a esto mismo, los números indican que de los 1,8 millones de puestos de trabajo que desaparecieron producto de la crisis, alrededor de 1 millón pertenecen al mundo de la construcción; 1,4 millones de puestos de trabajo eran pertenecientes a personas que no tenían finalizada la educación secundaria; mientras que 1,3 millones de personas que perdieron su empleo no han cumplido los 30 años.

Uno de los puntos que más se discuten sobre este tema es el de los tipos de contratos vinculados a los jóvenes.

En la actualidad existen dos tipos de contratos específicos para los jóvenes, uno es el de práctica, para aquellos que finalizaron su formación universitaria, y el de formación, para aquellos que precisan de una formación para desempeñar un oficio. Estos dos tipos de contratos acumulan solamente el 5% de los contratos de jóvenes con trabajo. Lo que demuestra que no son suficientes para revertir el paro juvenil.

Sobre este mismo tema, el director de Relaciones Laborales de la CEOE propuso la creación de un nuevo contrato que no incluya cotizaciones sociales, en el cual sea posible la implementación de sueldo inferior al salario mínimo, y que además no tenga indemnización por despido y derecho a paro.

Está claro que esta tampoco es la solución, razón por lo que varios sindicatos dieron su inmediata negativa.

Lo cierto es que actualmente España cuenta con 1,4 millones de jóvenes en paro, situación muy grave a la que habrá que encontrarle una solución inmediatamente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...