Inquietud en Martorell y Landaben tras el fraude de Volkswagen

Los trabajadores de Volkswagen en Navarra y Seat en Martorell están intranquilos ante los efectos que pueda tener en las dos plantas la revisión de las inversiones del fabricante alemán.

seat

Una de las noticias del año ha sido el espectacular fraude en los motores diésel de Volkswagen. Miles de coches se vendieron con un motor trucado, que reflejaba unas emisiones contaminantes menores que las reales. Una vez destapado el fraude llega la hora de hacer balance de los daños, y las últimas palabras de los nuevos responsables de la empresa han puesto en alerta a los trabajadores de las plantas de Seat en Martorell y Volkswagen en Landaben, que temen por sus empleos tras unos primeros días en que parecieron capear bien el temporal.

Todas las luces de alarma se han encendido tras las declaraciones del Matthias Muller, el nuevo presidente de Volkswagen, que anunció la revisión de todas las inversiones que tiene en marcha la empresa para cancelar o aplazar las inversiones de futuro más allá de las estrictamente necesarias. Una decisión que pondría en peligro los planes del fabricante alemán para España, que pasaban por la inversión de 4.200 millones de euros hasta 2019, principalmente en las plantas de Catalunya y Navarra.

Desde el comité de empresa de Seat en Martorell y el de Volkswagen en Navarra han mostrado la preocupación por el futuro de los 12.000 empleados de la fábrica catalana -que ha alcanzado su nivel de producción más alto de los últimos 13 años- y los 4.700 de la factoría navarra. Aunque Volkswagen insiste en que tratará de mantener por todos los medios los empleos de calidad de las dos plantas, a nadie se le escapa que es probable, como mínimo, que en ambos casos se reduzca la carga de trabajo.

En la última asamblea del grupo Volkswagen se ha hablado de la revisión de las inversiones, pero no se puso sobre la mesa el nombre de ningún centro en concreto, lo que añade un poco más de incertidumbre a los trabajadores. Aún así, el representante del comité de empresa de la planta de Navarra en la asamblea, Eugenio Duque, se muestra confiado en que las inversiones para nuevos modelos no se toquen, lo que ayudaría a mantener la actividad de la factoría a los niveles actuales.

Calcular las pérdidas que puede sufrir Volkswagen tras este escándalo es casi misión imposible. El fraude afecta a unos 11 millones de coches, y aunque la compañía ha preparado una partida de 6.500 millones de euros para las llamadas a revisión de los vehículos afectados y hacer frente a las multas que recibirá, se antoja una cantidad insuficiente. Credit Suisse asegura que Volkswagen va a necesitar más de 78.000 millones de euros para solucionar el problema, una cantidad muy superior a la que ha previsto.

Vía: Europa Press, Mascoche

Foto: Nataliya Hora / Shutterstock.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...