Inmigrantes y trabajo en España

El 55% está a favor de que los inmigrantes voten en las elecciones generales y el 62% a que lo hagan en las municipales.

Largas filas de inmigrantes buscando empleo

Durante buenas épocas de España -o al menos no tan malas como la actual -en cuanto a economía, finanzas y empleo, los inmigrantes eran bienvenidos en nuestro país, pues ayudaban a complementar los requerimientos de mano de obra de algunos trabajos no calificados para los cuales, España, no proveía trabajadores.

Pero los tiempos han cambiado y aquellos inmigrantes llegados para emplearse en fábricas, la construcción y el sector turístico se han quedado sin empleo y engrosan la demanda del mismo, llevando a un número aún mayor el Paro en España y oscureciendo aún más el porvenir económico de la misma.

Empero de lo descrito, de la crisis, del desempleo incluso para los inmigrantes, el número de personas que vienen de otras naciones a buscar trabajo en España, un mejor porvenir desoyendo las noticias internacionales no ha mermado y aumenta la preocupación entre los españoles.


De hecho, según se pudo determinar por medio de un informe Evolución del racismo y la xenofobia en España (2009) presentado por el Observatorio del Racismo del Ministerio de Trabajo e Inmigración, la preocupación se ha transformado en cierta clase de rechazo hacia los inmigrantes y una exigencia de leyes más restrictivas en cuanto al empleo en España.

Así, según la encuesta realizada a unos 3 mil españoles, el 42% considera «demasiado tolerantes» las leyes que regulan la entrada y permanencia de extranjeros en España, lo que supone 18 puntos más que hace 5 años, momento que fue la última vez que se realizó esa pregunta y donde la respuesta alcanzó un 24%.

Si se suma el 32% que juzga las leyes «más bien tolerantes», se deduce, según el Observatorio del Racismo, un «acuerdo unánime hacia el endurecimiento de las leyes de inmigración». Con esto podríamos decir que tres de cuatro ciudadanos  están disconformes con la cuestión.

Así mismo, para un 47% de los españoles, el primer pensamiento que tienen al momento de hablar de inmigración, es un pensamiento negativo; pero dentro de esta mala imagen, lo más negativo es el aumento de la delincuencia y de la inseguridad (33%), de los «problemas de integración y choque cultural»; además del sentimiento de invasión que los españoles encuestados manifestaron como: «invasión descontrolada», «hay demasiados», «masificación», «no hay trabajo para tantos», «que no vengan tantos», «ocupación», «mucha gente», «saturación» o «son muchos».

Con este análisis se ha podido establecer que el 37% de la población española es reacia a la inmigración, el 33% tolerante y el 30% ambivalente; en tanto que el 39% cree que es «muy aceptable» que «se expulse del país a los inmigrantes legalmente instalados que cometan cualquier delito» y otro 29% responde «bastante aceptable», para dar un sí más tibio a la misma afirmación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...