Igualdad de género: castigos por diferencias en los salarios

Los españoles reclaman por la igualdad de género en el trabajo y creen que el Gobierno debería obligar a las empresas por medio de sanciones.

Las diferencias de género en el trabajo: un Pendiente del Gobierno

Muchas veces hemos hablado de la desigualdad que, entre hombres y mujeres, se perciben en los salarios percibidos en iguales puestos de trabajo, con idéntica carga horaria y de responsabilidades. También hemos mencionado los esfuerzos que se realizan desde diferentes flancos (incluido el gobierno) para acortar esta brecha de desigualdad.

Ciertamente, esta realidad tan marcada y presente desde hace muchos años ha venido mermando en la última década y, para acelerar el acortamiento en la brecha, las empresas que paguen menos a mujeres que a hombres por iguales trabajos, deberían ser sancionadas.

Según una encuesta del CIS, los españoles perciben las desigualdades de género en el ámbito laboral y más de la mitad (53%) opina que estas son grandes o muy grandes, aunque la mayoría (78,5%) aprecia que las cosas han cambiado desde hace unos 10 años y que ahora las diferencias salariales son menores aunque existen.


En igual encuesta, los consultados se han manifestado rotundamente a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, sin embargo, según el último barómetro del CIS, la mayoría de los trabajadores de ambos sexos detecta que tanto los salarios como las perspectivas de promoción laboral, las posibilidades para compaginar el trabajo y la familia así como el acceso a los puestos jerárquicos de las empresas son cuestiones que siguen estando restringidas para las mujeres.

Las razones por las cuales las mujeres no son elegidas para ocupar puestos de responsabilidad que son reservados a los hombres son las cargas familiares, un entorno laboral que actualmente se encuentra dominado por hombres y que no confían en sus subordinadas como tampoco en su capacidad y formación para desempeñar tareas de cargos importantes.

En este sentido, la mayoría de los encuestados ha manifestado que está de acuerdo con que el Gobierno tome medidas para obligar a las empresas a que faciliten la conciliación entre la vida laboral y la familiar, de manera que las mujeres tengan acceso a cualqueir puesto de trabajo.

De hecho, un 64% de los consultados opta por garantizar por ley un número equilibrado de ambos sexos en las listas electorales y en los altos cargos públicos (58%) y coinciden en pensar que las prioridades serían sancionar a las empresas que incumplan con la igualdad y que no tomen medidas para flexibilizar los horarios de trabajo de hombres y mujeres.

También es casi unánime el apoyo de los encuestados a que se implemente de un permiso de paternidad remunerado y a facilitar la concesión de créditos a mujeres empresarias y emprendedoras.

El 92% de los encuestados confían en el poder de las leyes para cambiar la desigualdad entre hombres y mujeres y opinan que la ley debe garantizarlo.

Fuente: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...