Esperando el informe de Bruselas

Hay que aguardar novedades hasta el 7 de noviembre en relación a la implementación del presupuesto para el año que viene, con toda la expectativa que ello genera en materia económica y en la producción del empleo.

El edificio de la sede del ejecutivo comunitario en Bruselas

España está piloteando en una tormenta que realmente resulta única en su estilo. Es que la crisis azota por todos los lados y no es fácil lograr manejarla e incluso, ganarle. La tarea de los políticos hoy en día no es nada sencillo, ya que hay sectores que rechazan las medidas y otros que no, conseguir el consenso es primordial, pero difícil.

En este contexto, la Comisión Europea ha declarado que todavía no se analizará el presupuesto para el año venidero hasta que no se termine de analizar si las últimas medidas tomadas por el gobierno español fueron las indicadas para reducir el déficit al 4,5% del PBI para el 2013.

La fecha de análisis del presupuesto fue pospuesta hasta el próximo 7 de noviembre donde la Comisión Europea dictaminará sobre las medidas a tomadas y se podrá tener un panorama más claro para el próximo año. En esa fecha Bruselas presentará el resultado de su análisis del plan presupuestario bianual 2013-2014.


Este análisis es de gran importancia porque si se determina que las medidas tomadas han sido insuficientes para frenar la crisis, la Comisión Europea solicitará que se tomen más medidas de ajuste e incluso se podría proponer aplicar algún tipo de sanción.
Esta respuesta al análisis de las medidas se encuentra alejada en fecha debido a que se espera primero que se lleven a cabo las elecciones gallegas y vascas, como para medir la situación política en el país.
En relación a todo esto, las autoridades del ejecutivo comunitario han manifestado un gran contento con las medidas tomadas por el gobierno español, «va en la buena dirección, en la dirección de nuestras recomendaciones pero incluso más allá en varios sectores», elogiando las medidas tomadas por ejemplo con el transporte y el mercado de alquiler.
También han manifestado que este contexto no significa que España va a pedir el rescate financiero, que sería una operación donde el Banco Central Europeo compra bonos en el mercado secundario y reduce así los costes de financiación de la deuda. Todavía el panorama del país necesita un poco de tiempo para que se defina su destino entre tantos informes analíticos y propuestas políticas, por lo que habrá que esperar que las decisiones tomadas por el ejecutivo comunitario sean favorables para España y la crisis empiece a mermar a favor de los españoles.

Fotografía: Amio Cajander

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...