El próximo tijeretazo de Rajoy

Las próximas medidas que podrían seguir en torno al recorte de gastos para ahorrar 30.000 millones podría afectar a funcionarios públicos tanto como empresas estatales.

Los próximos recortes españoles "iluminados" por Bruselas y el FMI

Cuando se anunció el «rescate» -que no es rescate- y el gobierno español encabezado por Mariano Rajoy se vio obligado a hacer las tareas y exhibir el cuaderno de apuntes con las medidas a implementar a fin de devolver el rumbo a la economía española -y garantizar que los fondos que se recibirán serán bien empleados-, una serie de ajustes y recortes se dieron a conocer pero, en principio, las medidas más drásticas no parecían afectar al Ejecutivo.

Sin embargo, ante la evidencia de la insuficiencia de las medidas anunciadas y en virtud de hacerse de mayor credibilidad en la proclama de austeridad, la tijera del recorte español anunció nuevos «posibles» retazos por donde andar.

Y es que fruto de las presiones impuestas por las condiciones dadas por la canciller Angela Merkel de los últimos acuerdos para sacar a España e Italia del pozo de la crisis de deuda, el Gobierno de Rajoy anunció días atrás un ajuste adicional de 30.000 millones que será aprobado en breve.

Así, usando como guía las recomendaciones de Bruselas y del FMI, resulta fácil aplicar las prácticas adivinatorias respecto de las «zonas» que recorrerá el nuevo tijeretazo y que afectará a ingresos y gastos por igual.

De todas las posibilidades, la subida del IVA es la que cobra mayor fuerza y se mantiene como la más viable ya que España tiene un margen de subida de tres puntos respecto de la media europea, ya que el IVA español es del 18% en tanto el de la UE del 21%. El riesgo es claro: el consumo puede caer enormemente afectando las posibilidades de recaudación.

El Gobierno también estudia suprimir el IVA reducido del 8% y el superreducido del 4%, en cuyo caso también se afectaría el consumo de productos básicos, incrementando el coste de vida de las familias españolas.


Pero, para compensar el incremento del gasto, Hacienda bajaría las cotizaciones sociales, medida que se contempla en el Plan de Estabilidad para el periodo 2012-2015. Un paliativo que, todavía, puede ser insuficiente.

Funcionarios

Ya durante el anterior gobierno de Rodriguez Zapatero los funcionarios vieron con desaires reducir su salario en un 5% y en este nuevo período los políticos no podrán evitar el paso de la tijera que, hasta ahora, evadían con destreza. Pero los tiempos de garantías de inmunidad se terminaron y ya varios funcionarios advirtieron que la rebaja de salarios y el recorte de empleos públicos es inminente.

Así lo manifestó la presidenta de la Comisión de Economía y diputada del PP, Elvira Rodríguez; mientras que, por su parte, el secretario de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, reconoció que el Gobierno estudia todas las recomendaciones procedentes de Bruselas y entre las que se encontraba la rebaja del sueldo de los empleados públicos.

No más deducción por vivienda

Una de las recomendaciones del FMI y de la Comisión Europea estaba referida a la deducción por vivienda ya que para ambos organismos la medida está detrás de la burbuja inmobiliaria y aunque el actual gobierno la había rescatado, ahora Hacienda reconoce que el tema está sobre la mesa.

El coste de recuperar la deducción fiscal por compra de vivienda para todos los tramos de renta para las arcas públicas es de 1.500 millones de euros al año, según cálculos del sindicato de técnicos del ministerio de Hacienda (Gestha).

Jubilaciones

Un tema que hace tiempo está en agenda es el de ampliar progresivamente la edad de jubilación para llegar a los 67 años en el 2027. Aunque la medida es a largo plazo, todavía está en la mesa de discusiones, mientras tanto la medida que parece que podría prosperar es la congelación de las pensiones, luego de que este año se implementara una subida del 1%, lo que supuso para el Estado un desembolso de 1.382,65 millones de euros.

Ambicioso plan de privatizaciones

Para ahorrar los 30.000 millones que Rajoy necesita, nada mejor que echar mano a esas empresas públicas cuya mala administración no genera grandes ganancias o hasta, incluso, provocan erogaciones. Las privatizaciones podrían afectar  a empresas como Renfe, Aena, Puertos del Estado y Paradores, e incluirá privatizaciones de sociedades y servicios prestados por las comunidades autónomas, como el Canal de Isabel II, de la Comunidad de Madrid.

Cuál de estas medidas en forma individual o combinada formarán parte del próximo tijeretazo de Rajoy en un intento desesperado por salvar a la economía nacional, contentar a los organismos que brindan asistencia y control, así como una orientación modelo de los países líderes y pudientes que son parte y juez de un contexto económico regional y global en el que los países cono economías locales débiles tienen suficiente peso como para arrastrar a quienes se mantienen por sobre el nivel de flotación.

Fotografía: sociotard en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...