Consejos para aumentar la eficacia en el trabajo

Es necesario identificar las actividades del día y priorizar aquellas que son de mayor importancia. Además de evitar hacer uso de las redes sociales y cualquier página de distracción.

En muchas ocasiones, nos ponemos a trabajar y al cabo de casi una hora nos damos cuenta que apenas hemos hecho nada. Esto se debe a que perdemos mucho tiempo realizando otro tipo de actividades que no tienen ningún tipo de relación con el trabajo.

De esta forma y para conseguir una mayor eficacia en el puesto de trabajo es necesario tener en cuenta varios comportamientos de las personas como es el caso de la responsabilidad, capacidad, automotivación, autogestión, suerte y la simplificación.

Por una parte, para aumentar la eficacia en el trabajo se recomienda establecer los objetivos más relevantes e importantes del día y aquellas actividades que tienen una menor importancia. Hacer prioridades antes de comenzar la jornada laboral influye de manera positiva en el trabajo. Además, también se recomienda ser una persona proactiva y no ser víctima si no se consiguen los objetivos marcados.

El segundo consejo para aumentar la eficacia en el trabajo es buscar un empleo acorde a las habilidades y las capacidades de cada persona. Es por ello que hay que conocerse, superarse, actuar, retarse, aprender de los fracasos y nunca ir de víctima.

Por otra parte también se requiere una automotivación a la hora de desempeñar un puesto de trabajo. Se trata de eliminar o reducir los elementos que pueden llegar a desmotivar en el puesto de trabajo.

Además, se tiene que intentar dar el máximo sentido a lo que uno hace y tener una actitud muy positiva ante todos los acontecimientos. También hay que ser una persona con ambición para realizar retos y alcanzar los resultados marcados desde el principio.

La autogestión es otro comportamiento que puede influir en la eficacia del trabajo. Se recomienda clarificar los objetivos, negociar para tener los resultados necesarios, buscar un espacio para tomar buenas decisiones y migrar a trabajos donde se facilite la autogestión.

Junto con estos comportamientos, la suerte también juega un papel fundamental a la hora de conseguir un trabajo más eficaz. De tal forma, no hay que quejarse ni lamentarse cuando se tiene mala suerte sino gestionar de forma positiva las consecuencias que se ocasionan por la mala suerte.

Por último se encuentra la simplificación. En este caso, y para conseguir un trabajo más eficaz, se recomienda realizar una elección de las actividades que se va a realizar y actuar en consecuencia a ello. Además, también se necesita priorizar las actividades más importantes y focalizar en la tarea que se está desempeñando.

VÍA/ eexcellence

FOTO/ Alejandro Pinto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...