La DGT pone en marcha una campaña para la seguridad del transporte escolar

La DGT ha puesto en marcha una campaña para inspeccionar la seguridad en el transporte escolar durante la presente semana. La presencia de elementos de seguridad, el uso del cinturón o el cumplimiento de los descansos en los conductores serán algunos de los puntos de mayor atención de las inspecciones de la Guardia Civil.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha aumentado a partir de este lunes y hasta el domingo la vigilancia sobre el transporte escolar con la misión de concienciar y velar por la seguridad en este tipo de transportes. Así pues, el objetivo de esta campaña de DGT es mantener la seguridad en los vehículos que realizan el servicio de transporte escolar, así como recordar la importancia de realizar un viaje seguro.

La campaña forma parte del calendario anual de acciones que la DGT programa sobre la seguridad vial, una asignatura todavía pendiente en las carreteras españolas. Durante esta semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán las inspecciones sobre los vehículos de transporte escolar en las que se comprobarán los documentos y autorizaciones que deben tener en regla estos automóviles para una correcta y segura prestación del servicio de transporte escolar.

Otro de los aspectos que los agentes guardarán una especial vigilancia es la verificación los elementos de seguridad y las condiciones técnicas del vehículo, ya que la normativa establece determinados puntos para hacer más seguros estos vehículos. Además, también revisarán que los conductores cumplan con los requisitos especiales de esta clase de vehículos para conducir los transportes escolares, que cumpla con los horarios de conducción y los descansos obligatorios.

Asimismo, a partir de 2013 todos los camiones y autobuses de nueva matriculación en la UE deben disponer de un sistema de frenado de emergencia que funcione automáticamente cuando se detecte la posibilidad de una colisión. Este sistema está encaminado a aumentar la seguridad de esta clase de transportes, cuyas principales causas de siniestralidad van ligadas a las distracciones y a la velocidad inadecuada al tramo de vía.

No obstante, la DGT ha destacado que el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar acostumbran a suceder en el momento de subir o bajar del autobús, o en los instantes inmediatos, en muchos casos resultado en atropello causado por una distracción del menor, el conductor del transporte o de los padres. Así pues, DGT destaca que se trata de un conjunto de vehículos con muy baja siniestralidad en carretera, pero que pueden convertirse en todavía más seguros.

Así pues, está demostrado que un choque a 50 km/h, la velocidad máxima permitida en las vías urbanas, tiene un resultado prácticamente mortal entre los menores que no utilicen ninguna medida de seguridad. Así pues, la supervivencia de los niños en caso de accidentes va ligada al uso de sistemas de retención, ya que a ni siquiera a poca velocidad se garantiza su supervivencia en caso de accidente en un autobús escolar sin cinturones.

No obstante, las cifras de siniestralidad anuales respaldan que se trata de un «sector seguro» con unas cifras de mortalidad muy bajas pero evitables, según ha defendido la DGT. Así pues, en el año 2012 una niña de 16 años perdió la vida en un accidente de un autobús escolar cerca de Villanueva del Aceral (Ávila), debido a un supuesto exceso de velocidad. Este caso es el único mortal, aunque el número de heridos graves en accidentes con buses escolares aumentó de uno a cinco y los heridos leves de 50 a 55 en el año 2012, respecto a los datos de 2011.

El uso de cinturones en autobuses

La campaña de la DGT se ha acompañado de cifras que manifiestan la necesidad de vigilar este tipo de transportes colectivos, ya que medio millón de estudiantes utilizan a diario 17.000 buses para ir y volver del colegio a casa. Según el Observatorio del Transporte de Pasajeros por Carretera, si se extrapola esta cifra a términos anuales muestra que 280 millones de pasajeros utilizan este medio de transporte; por lo que es importante hacer un seguimiento de esta clase de vehículos.

Una de las mejoras que se han producido durante los últimos años es la obligatoriedad de que los autobuses de nueva matriculación deben llevar instalados sistemas de retención para los pasajeros, si bien los vehículos anteriores a 2007 no tienen por qué llevarlos. Este va a ser un aspecto especialmente cuidado durante la campaña, ya que Tráfico ha advertido que se prestará especial atención al uso del cinturón de seguridad entre los escolares que viajen en autobuses que lo tengan instalado.

Sobre este punto, la Federación Española Empresarial del Transporte de Viajeros (Asintra) ha realizado un estudio en el que revela que sólo dos de cada cinco vehículos que realizan el servicio de transporte escolar (un 38%) disponen de cinturones de seguridad. Por lo tanto, es importante concienciar a los responsables y a los estudiantes de que el uso del cinturón de seguridad en el autobús es fundamental para un viaje seguro.

Este es un punto especialmente delicado ya que la organización destaca que un menor que no lleve ningún tipo de retención tiene cinco veces más posibilidades de sufrir lesiones mortales en caso de accidente. Asimismo, estudios han certificado que cerca del 90% de lesiones graves o mortales en infantes en este tipo de transportes podrían haberse evitado si se hubieran empleado cinturones de seguridad en los autobuses escolares.

Foto: Gonmi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...