La baja formación académica se mantiene de padres a hijos en España

Los niveles formativos de los padres españoles se mantienen en las nuevas generaciones, según un estudio de Eurostat. El 50% de los ciudadanos cuyos padres cursaron una enseñanza básica mantienen estos niveles, mientras que el 75% de los hijos cuyos padres cursaron estudios superiores alcanzan la universidad.

España se encuentra entre los países de la Unión Europea donde más se mantiene el bajo nivel educativo de una generación a otra; otros países que se encuentran en esta misma situación son Malta, Portugal, Luxemburgo e Italia. Un informe publicado este miércoles por Eruostat ha concluido que España dispone de menos movilizad al alza en materia educativa entre los estratos de la sociedad con menos formación.

Aunque España es uno de los países que más perpetúan a nivel generacional la baja formación académica, no es la única ni la que lidera este ranking. Los países con menos movilidad entre los habitantes con nivel educativo bajo son Italia (con un 50% de estancamiento), Luxemburgo (52%), Portugal (68%) y Malta (73%). Con todo, los sistemas educativos de estos países no logran la permanencia de los alumnos hasta la enseñanza superior.

En el lado opuesto se encuentra República Checa, que en un 83% de los casos de padres con bajo nivel educativo se consiguió un avance intermedio en su formación. Asimismo, Eslovaquia (78%) y Polonia (75%) lograron aumentar enormemente la permanencia en el sistema de enseñanza. Siguiendo con las tendencias positivas, un tercio de los ciudadanos de Finlandia y Reino Unido cuyos padres tenían un nivel educativo bajo avanzaron hasta tener una titulación universitaria.

España: la misma educación que los padres

El informe de Eurostat apunta a que en 2011 el 50% de los españoles cuyos padres alcanzaron un nivel de formación bajo no habían conseguido mejorar y ampliar su formación académica más allá que la de sus progenitores. Además, otros estudios señalan que el 33,4% de la población española tiene una formación baja. Asimismo, sólo un 24% de quienes provenían de este entorno lograron un progreso intermedio, aunque un alentador 27% había logrado superar a sus padres hasta alcanzar la educación superior.

España se encuentra también entre los Estados miembros donde más se perpetúa el nivel educativo elevado entre los hijos de padres que recibieron educación universitaria (75%), solamente por detrás de Bélgica (76%), Chipre (78%), Irlanda y Luxemburgo (79%) y Rumanía (82%). Así pues, sólo el 19% de los hijos con padres licenciados han recibido una formación intermedia y únicamente un 6% han abandonado el sistema con una educación básica.

Por último, los españoles cuyos padres alcanzaron un nivel intermedio en la enseñanza consiguen igualar este nivel en un 32% de los casos y en un 16% alcanzan la enseñanza básica. No obstante, el informe de Eurostat apunta a que en un 52% de los casos se logra avanzar el nivel de formación universitario, uno de los porcentajes más altos de la Unión Europea junto con Irlanda (52%), Chipre (53%) y Francia (56%).

Foto: heymarchetti

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...