Empleos verdes, esperanza económica

empleo verde

Desde hace ya varios años se habla de los empleos verdes y de su potencial no sólo para reemplazar procesos con nuevas tecnologías sustentables sino por la capacidad de generar nuevos nichos en el mercado laboral que requieren trabajadores y profesionales altamente cualificados. A esos empleos relacionados con la ecología o energías renovables, se los conoce como «empleos verdes» y son hoy, para España, de color verde «esperanza«.

Y es que en la actual crisis económica en la que se encuentra sumida el país, hablar de una industria capaz de generar 2 millones de puestos de trabajo (en un contexto nacional en el que 5 millones de parados buscan uno sin conseguirlo), sin dudas ilusiona a propios y ajenos.

Y los pronósticos realizados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un informe en el que manifiesta que la economía ecológica podría crear 2 millones de empleos en España, fueron tomados con gran entusiasmo.

La OIT define empleos ecológicos como «empleos que reducen el consumo de energía y materias primas, limitan las emisiones de gases de efecto invernadero, minimizan los residuos y la contaminación, y protegen y regeneran los ecosistemas».

De hecho, desde la OIT se destacó que España tiene un enorme potencial de creación de empleo en la «economía ecológica», y que fruto de esta característica, en los próximos 10 años podrían generarse 2 millones de puestos de trabajo, siempre y cuando se establezcan las políticas adecuadas.

El documento, titulado «Trabajos Ecológicos para un Desarrollo Sostenible-El caso de España» indica que las energías renovables podrían generar 125.265 empleos hasta 2020 lo que representa un incremento del 81,5% que la cantidad de empleos que genera en la actualidad. La condición para que estas cifras sean posibles es que este sector pase a generar un mínimo del 20% de la producción primaria de energía.

Así, el número de puestos de trabajo verde podría vivir un incremento en torno del 40% hasta 2020 de manera de llegar a contabilizar los 770.000 empleos en diferentes sectores como lo son el transporte sostenible, los servicios, las actividades industriales y la construcción de infraestructura necesaria para la implementación de este modelo.

Según la OIT, el mayor potencial de generar empleo relacionado se encuentra en el sector de la construcción: la rehabilitación de 25 millones de viviendas para un mejor aislamiento y una mejora del aprovechamiento energético «podría generar hasta 1,37 millones de empleos con el tiempo».


El informe que ha sido elaborado por la organización «Sustainlabour» con la asistencia técnica de la OIT, subraya que la creación de empleos en el sector verde puede ser de vital importancia en un panorama económico como el actual, en donde el ritmo de destrucción de empleo y la recesión son los protagonistas.

Para la realización del informe, el documento se basó en cifras del Observatorio de Sostenibilidad de España (OSE) y de la Fundación por la Biodiversidad (FB), que estipulan en 1 millón el número de nuevos empleos potenciales en España en este sector, dependiendo del respaldo político.

Por otro lado, otro sector capaz de generar numerosos empleos (además de otros cuantiosos beneficios) se presenta en torno de la gestión de residuos, que actualmente da trabajo a al menos 110.000 personas y que podría generar 27.850 empleos adicionales hasta 2016. A esta cifras, nada despreciables hay que sumar el «sólido potencial» de creación de empleo en los sectores metalúrgico, cementero y papelero, especialmente en el área del reciclaje.

Tal como la expresa la OIT, actualmente se contabilizan en todo el país entre 400.000 y 500.000 «empleos verdes» lo que significa que el 2,2% de la población activa nacional está involucrado en la economía verde. Además, los empleos verdes contribuyen al producto interior bruto (PIB) con 25.000 millones de euros, un 2,4 % del total.

Joaquín Nieto, jefe de la oficina de la OIT en Madrid expresó que: «La economía ecológica ofrece una buena oportunidad para incrementar la competitividad, promover la creación de empleo de calidad y reducir el impacto medioambiental de la economía. Esto es particularmente relevante en un momento en el que España necesita darle un empujón a su economía».

Al respecto es importante destacar que estudios recientes han indicado que los sectores ecológicos en Europa han hecho frente a la crisis económica y financiera mejor que otros. Tal es así que a principios de año, la Comisión Europea (CE) destacó que el ritmo de creación de empleo en la eco-industria fue del 2,7 % anual entre 2000 y 2008, frente al 1 % de media del conjunto de la economía.

El informe avanza todavía más, inmiscuyéndose en política al advertir que la fuerte recesión que se vive en el país sumada a las medidas de austeridad que el Gobierno español ha adoptado para afrontar el problema pueden resultar una amenaza para la creación de empleos verdes.

Pero, según el informe, no sólo será necesario el cuidado desde las políticas públicas para permitir la promoción del empleo verde, sino que, además, se requiere de un enfoque integral que otorgue a las empresas incentivos y respaldo empresarial, ampliación de la protección social, políticas formativas para los trabajadores y diálogo social entre empresarios y sindicatos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...