El Congreso aprueba la reforma educativa

La reforma educativa ha superado con éxito su tramitación en el Congreso gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular. Los partidos de la oposición han recordado que la LOMCE ?nace muerta? ya que estas formaciones han firmado un pacto para derogarla y han criticado el inmovilismo de posturas del Ministerio de Educación.

Congreso

El Pleno del Congreso ha aprobado este jueves el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) con los únicos votos del Partido Popular. La norma ha contado con la oposición frontal de PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD, CiU, PNV, ERC, BNG, Amaiur, Coalición Canaria, Compromís y Geroa Bai; mientras que las formaciones que se han abstenido durante la votación para aprobar la LOMCE han sido Foro de Asturias y UPN.

Tras el paso por la Cámara Baja, el proyecto de reforma educativa será enviado al Senado donde también se espera que la mayoría absoluta del grupo «popular» haga tirar adelante la normativa. Por ello, el Gobierno espera la aprobación definitiva de la LOMCE y su regreso al Congreso de los Diputados para finales de noviembre o a principios de diciembre; con el objetivo de poder poner en marcha las primeras medidas de la ley a partir del curso 2014-25015.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha participado en el debate de la reforma educativa en el Pleno del Congreso y ha asistido a la votación de la misma. Durante su intervención, Wert ha manifestado su deseo de que la LOMCE cuente con más apoyos en el Senado, instando a los miembros de la Cámara Alta a que creen un clima de diálogo constructivo entorno a la reforma.

Asimismo, el Ministro ha negado que el Gobierno pretenda acabar con la escuela pública, eliminar las competencias en enseñanza de las comunidades autónomas, vulnerar el principio de igualdad de oportunidades o supeditar las lenguas propias de algunas regiones frente al castellano mediante la nueva reforma educativa; haciendo alusiones a algunas de las quejas de las formaciones parlamentarias en contra de la LOMCE. Sobre este último punto, Wert ha recalcado que es la primera normativa que da el mismo tratamiento al castellano que a las lenguas cooficiales.

El punto de vista del titular de Educación dista mucho de las posturas que han adoptado los partidos de la oposición, ya que la mayoría de sus portavoces han advertido al Ministro Wert que la ley «nace muerta». Además, le han echado en cara su ?falta de diálogo? con las demás fuerzas políticas y la comunidad educativa, haciéndose valer de la mayoría absoluta de su partido para aprobar una normativa rechazada por todos.

Un único punto de vista en la reforma

La norma educativa cuenta ya con fecha de caducidad, antes incluso de terminar su proceso parlamentario. Los grupos PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), CiU, PNV, ERC, BNG, Amaiur, Coalición Canaria y Geroa Bai han renovado su compromiso para derogar la ley en cuanto el PP deje de tener la mayoría parlamentaria, ya que no se han incluido cambios sustanciales pese a las once enmiendas a la totalidad y las 770 parciales presentadas por la oposición.

Así pues, al texto del Gobierno se presentaron un total de 770 enmiendas parciales, de las que se incluyeron finalmente en fase de ponencia las 42 presentadas por el Grupo Popular y otras 13 propuestas formuladas por el Foro de Asturias, UPN y BNG. Asimismo, el Gobierno también ha incluido en la normativa 21 enmiendas más pactadas con UPyD, UPN, ERC, Coalición Canaria y Foro de Asturias. Todo y así, las formaciones políticas destacan que no se han producido cambios de importancia en el texto.

Una de las enmiendas que más apoyas ha levantado ha sido formulada por UPyD, en la que se insta a reforzar el papel del castellano como lengua vehicular en la enseñanza en todo el Estado. Esta propuesta ha suscitado el rechazo de las formaciones nacionalistas, especialmente las de Cataluña ya que cuentan con el modelo de inmersión lingüística en el que el catalán es la lengua preponderante. Otra enmienda polémica ha sido referente al profesorado, en la que se pedía darles la condición de autoridad pública para frenar el acoso a este colectivo y poderlo castigar con más dureza.

Los pilares de la reforma educativa

La LOMCE supondrá un cambio de modelo del sistema educativo y será el relevo de la actual LOE, impulsada por el Gobierno socialista en 2006. Entre los cambios que supone la reforma propuesta por el Ministro Wert destaca la vuelta de las reválidas, pruebas nacionales externas diseñadas por el gobierno al final de cada etapa y obligatorias para la obtención de la titulación. A más, el Ejecutivo diseñará los currículos de las asignaturas de tipo troncal, relegando las específicas y de libre configuración como competencia de los gobiernos autonómicos.

Uno de los puntos más polémicos que supondrá la aplicación de la LOMCE es un cambio en la asignatura de «Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos» (EpC), que directamente se eliminará del currículo académico de los escolares españoles. EpC se sustituirá por «Valores», que contará con una parte reducida del temario de su predecesora. Además se constituirá como la asignatura alternativa a la de «Religión»; al final, ambas materias serán calificables tras las acusaciones de querer favorecer la elección de «Religión».

El debate educativo desde la llegada del Ministro Wert al frente de Educación ha tenido un tema recurrente: las subvenciones públicas a colegios concertados que segregan a sus estudiantes en función del sexo. Con la LOMCE, se blindan los conciertos públicos a estos centros de educación diferenciada. Al mismo tiempo que se proporciona una mayor autonomía a los centros aunque sus directores deberán ser acreditados para poder ejercer este cargo directivo.

Foto: francisco.j.gonzalez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...