México: crece el empleo virtual

El trabajo virtual es una modalidad que crece en varias partes del mundo, y así también lo hace en América Latina: por caso, en México ya alcanza entre el 10 y el 15 por ciento del total de empleos generados, y se espera que le tendencia siga en alza.

empleo virtual

La modalidad de empleo virtual también crece en otros países como México

El trabajo virtual es una modalidad que crece en varias partes del mundo, y así también, en América Latina: por caso, en México ya alcanza entre el 10 y el 15 por ciento del total de empleos generados, y se espera que este porcentaje se incremente en el futuro cercano, por una mayor inclusión de jóvenes en estos ambientes laborales.

Así lo aseguró Juana Patlán Pérez, profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de México (UNAM), quien destacó que los jóvenes pueden formar parte de esta fuerza laboral con mucho potencial, ya que se han acostumbrado a utilizar Internet y las nuevas tecnologías desde pequeños, y tienen la ventaja de poder hacerlo desde cualquier lugar físico.

«El llamado ‘home office’ se favorece a través del uso de Internet, las redes sociales y las telecomunicaciones, como la telefonía celular o el ‘Skype’, herramientas que contribuyen al desarrollo de actividades fuera de la empresa«, explicó la profesora.

Pérez sugirió que estas prácticas deberían fomentarse desde las instituciones de educación superior, ya que abren nuevas posibilidades a los egresados, quienes estarán preparados para afrontar otros retos, más allá de los de los «empleos tradicionales» que incluso ahora cada vez más combinan los usos de la tecnología con el trabajo.

Sin embargo, y más allá de las múltiples ventajas que tiene el trabajo virtual, también tiene sus puntos quizá desfavorables: en principio, no hay contacto real con la empresa, no se conforma un ambiente laboral -aunque hoy en día sí se puede interactuar, también de forma virtual, a través de chats, videoconferencias, llamadas, etcc.-, no hay pertenencia a una organización ni se puede participar en la toma de decisiones, entre otros.

Pero también resalta y potencia otras cualidades valiosas: un sujeto con empleo virtual deberá tener más conducta, tener la capacidad de incentivarse a sí mismo, sin esperar de otro, etc. «Un trabajador virtual debe ser autónomo, entusiasta, emprendedor, creativo, organizado, saber planear, tener autoconfianza, liderazgo e iniciativa«, destacó la experta.

En cuanto a las actividades idóneas que se pueden realizar de forma virtual, destacan todas las de tipo intelectual, desde escritos y trabajos de consultoría, edición de contenidos y diseño gráfico, hasta programación, sistemas o distintos trabajos por proyectos.

Lo cierto es que la modalidad virtual va ganando cada vez más adeptos, y son cada vez más las empresas que también brindan esta posibilidad como forma de trabajo, con la ventaja de poder realizarse desde casi cualquier lugar del país en el que se resida, o incluso del mundo, todo lo que se necesita es un buen ordenador y una conexión a Internet.

Foto USDAgov en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...