Lo bueno y lo malo de Internet

Trabajar con Internet

Trabajar con Internet.

Los tiempos han cambiado. La tecnología avanza, vivimos en un mundo globalizado donde las máquinas han sustituido gran parte de la actividad humana, pero nosotros seguimos teniendo el control y esos nos permite explotar todas las posibilidades que nos brinda la actual situación. También a la hora de buscar empleo, por supuesto. Hoy en día, Internet está presente en todas las profesiones, se ha convertido en una herramienta de gran utilidad, además de una gran generadora de nuevos empleos. Tener un ordenador en casa puede ser suficiente para desarrollar tu trabajo desde casa, ya no hace falta salir a la calle a buscar empleo, ni tampoco a trabajar si eres de los que ya lo tienes. Tu futuro está a solo un clic del ratón.

Pero todo tienes sus ventajas e inconvenientes. Las condiciones de trabajo para un señor/a que contribuye a una empresa desde su propia habitación son claramente distintas. Esto da lugar a nuevas situaciones, positivas y negativas, que es importante analizar.

Las ventajas que nos ofrece trabajar con Internet son muchas:

  1. En primer lugar, la comodidad. Ha quedado claro que nos ahorramos todo tipo de desplazamiento, basta con caminar de una estancia de la casa a otra y conectarnos online. Los gastos de transporte y el hecho de no tener que estar en una oficina es uno de los rasgos más distintivos del trabajo por Internet.
  2. En segundo lugar, los horarios. Flexibilidad al máximo, no tienes a nadie detrás que te marque las horas. Normalmente se tratan de trabajos designados con un límite de tiempo, pero hasta la fecha límite la organización de tu trabajo es completamente libre. Asimismo, la flexibilidad de horario nos brinda la posibilidad de tener más de un trabajo o incluso es una clara oportunidad para las mujeres que deben hacer al tiempo de ama de casa.
  3. Eso nos lleva a una tercera ventaja, la disminución de estrés al no sentirnos tan controlados por nuestros superiores; no dependemos de nadie, somos nuestros propios jefes.
  4. Finalmente, es de destacar la utilidad de Internet especialmente para los discapacitados físicos que encuentran en estos casos una posibilidad increíble de desarrollo personal y profesional.

Las desventajas son también varias:

  1. El trabajo en equipo desaparece completamente, el contacto social, la interrelación personal… todo eso podrá desarrollarse solo a través de la red, pero no mediante el contacto físico.
  2. Estar muchas horas delante del ordenador también puede estresar.
  3. Los trabajos que normalmente se realizan desde casa suelen ser los llamados freelance, de retribución por obra y límite de tiempo. Esto quiere decir que bien podemos tener faena o quedarnos de brazos cruzados, pues son trabajos de encargo. La estabilidad es muy relativa.
  4. Deberemos hacernos autónomos para cotizar y estar legalmente protegidos. Además, los pagos de este tipo de trabajo se realizan mediante pagos electrónicos que tienen un cargo adicional a costa del propio beneficiario.
  5. Por último, Internet nos priva de los beneficios laborales que otorgan las empresas (pagas dobles, vacaciones…).

Estas son las ventajas e inconvenientes más básicos de trabajar en casa y no en la oficina tradicional. En última instancia, somos nosotros los que tenemos que valorar qué nos conviene mejor según nuestra vida personal. Internet nos abre las puertas a nuevas posibilidades, nosotros elegimos si aceptamos o las dejamos pasar.

Fuente: www.web-mix.ws

Foto: rudolph_schuba

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...