Violencia escolar

En este ciclo escolar que recién se encuentra comenzando, la violencia no se hizo esperar y ya se hizo presente en el ámbito educacional. En este caso, el hecho sucedió en un colegio de Madrid donde un padre irrumpió, el día lunes 16 de Septiembre, en la Institución y agredió a dos funcionarios del centro escolar y, poco tiempo después, materializaba la agresión contra la directora y el propio responsable académico de la escuela.

Violencia Escolar

Violencia Escolar

No descubro nada si digo que los tiempos que corren son muy difíciles, aunque esta vez no me estoy refiriendo a la crisis económica, sino al clima de violencia que se puede ver en cada parte del mundo. Tal es así que, a veces, solo basta con ver el noticiero un par de minutos para entender este triste fenómeno. La violencia se ha desarrollado a lo largo y ancho de los espectros sociales, y la educación, lamentablemente, no ha sido la excepción.

Vivimos en un presente en el que la figura del maestro o profesor ha perdido mucho valor. Atrás quedaron esos tiempos en los que los docentes eran palabra santa y se lo respetaba a raja tabla, tanto por parte de los alumnos como de los padres. Claro que esto no ha sucedido solamente con los profesores, son muchas otras las figuras que han perdido su jerarquía, por decirlo de algún modo.

En la escuela ya es moneda corriente el hecho de que los alumnos agredan a los profesores o que los padres hagan los suyo con algún docente cuando no están de acuerdo con la decisión que el maestro tomó con su hijo.


En este ciclo escolar que recién se encuentra comenzando, la violencia no se hizo esperar y ya se hizo presente en el ámbito educacional. En este caso, el hecho sucedió en un colegio de Madrid donde un padre irrumpió, el día lunes 16 de Septiembre, en la Institución y agredió a dos funcionarios del centro escolar y, poco tiempo después, materializaba la agresión contra la directora y el propio responsable académico de la escuela.

Violencia Escolar

Violencia Escolar

“Voy a matar al jefe de estudios” con esa frase el padre ingreso al colegio Loyola de Palacio, ubicado en el barrio de Vallecas, luego de que su hijo, de entre 5 y 6 años, se quejara del trato que el funcionario del centro le habría brindado.

El tema no quedó ahí, luego de las agresiones y amenazas, el padre del niño fue detenido por la policía, que lo llevó a la comisaría de Entrevías, donde se cursó la denuncia de los hechos y se tomó declaración a los implicados.

La violencia ha ganado un espacio muy grande, demasiado grande en nuestras vidas. ¿Cómo hace un profesor para tomar determinaciones si esta condicionado por las represarías que se pueden tomar en su contra? ¿Cómo van a estudiar los chicos si no tienen respeto hacia sus docentes? ¿Cuáles son las medidas que hay que tomar? ¿De quién es la responsabilidad? Son muchas las preguntas que hasta hoy no encuentran respuesta. El problema es que cuanto más tiempo tardamos en encontrarlas, más terreno gana la violencia que hoy necesitó de un día de clases para hacerse presente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...