Uno de cada diez niños sufre ‘cyberbulling’

Chica delante de un ordenador

Chica delante de un ordenador

Hasta hace pocos años, el acoso entre estudiantes se limitaba a los centros y sus entornos. Actualmente, con la irrupción de las nuevas tecnologías de la información y la creación de las redes sociales, se han traspasado las barreras físicas y el acoso escolar puede llegar hasta casa. El 9,1% de los adolescentes son acosados por el móvil y un 12,4% a través de Internet. El acoso a través de estas plataformas, denominado cyberbullying, acostumbra a ocurrir durante menos de un mes y tiene una intensidad moderada.

En el estudio también se han examinado las posibles diferencias por sexo y la edad sobre la prevalencia y características de dicho fenómeno. Por ello, se ha descubierto que las chicas son las que más participan en las ciberagresiones, en comparación a los chicos. De igual modo, son ellas las que se ven más acosadas a través del móvil o las plataformas de comunicación social o por Internet.

Además, el estudio también ha distinguido unas franjas de edad en las que los estudiantes son más vulnerables a ser víctimas de cyberbullying o a convertirse en agresores. La investigación muestra que en la mayoría de las agresiones electrónicas el alumnado de los primeros cursos de ESO fue más acosado que sus compañeros de los últimos cursos. No obstante, la mayoría de las personas que acosan a compañeros se concentran en tercero de la ESO (14-15 años).

¿Y qué forma toman estas ciberagresiones? La intimidación entre alumnos se acostumbra a producir a través de las redes sociales, el 88% cometida a través de Internet y el 62% de las agresiones mediante el móvil. Este fenómeno podría deberse a la facilidad de encontrar otros compañeros a través de las redes sociales y al anonimato que estas pueden proporcionar a sus agresores.

Respecto a las reacciones de las víctimas, la mayoría no explicaron las agresiones recibidas a través de las TICs a ningún adulto. Tan solo el 20% de los agredidos por móvil y el 14% a través de Internet hablaron de la situación con sus padres. En cambio, ninguno de los encuestados se comunicó con un profesor, prefiriendo antes hacerlo con las amistades; siendo el alumnado de 1º de la ESO el que más incurre en esta descripción.

La investigación corresponde a un trabajo de Fin de Máster realizado por Vanesa Guijarro Saiz, alumna del Máster Universitario de Prevención e Intervención Psicológica en Problemas de Conducta en la Escuela de la Universidad Internacional Valenciana (VIU). El estudio se ha realizado entre 377  estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria perteneciente a un IES de la Comunidad Valenciana.

Foto: olgaberrios en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...