¿Social Networking o social «not-working»?

Una encuesta del Reino Unido mostró que la mitad de los empleados menores de 24 años se niegan a trabajar para un empleador que prohíbe los medios de comunicación social.

El uso de Facebook en el trabajo y la productividad

Para muchos empleadores, su primer instinto es prohibir el uso de los medios de comunicación social en el trabajo. No más Facebook. No más Twitter. Y, aparentemente, no más compromiso, pues los empleados más jóvenes se rehusan a la prohibición de utilizar una herramienta que es omnipresente en su vida personal.

Hace unas semanas, Movistar lanzó un estudio sobre el futuro del lugar de trabajo. Se lo encargó a una empresa de investigación independiente – Stancombe – para investigar y entrevistar a más de 300 trabajadores TI y ejecutivos de recursos humanos en toda Australia. Uno de sus descubrimientos fue que el 69 por ciento de los tomadores de decisiones prevén que permitir que los empleados tengan acceso a los medios de comunicación social será importante en los próximos cinco años.

Entonces ¿por qué existe hoy la prohibición de usarlas? Pues bien, su mayor temor (por ahora) es la posibilidad de que la productividad disminuya. Se preocupan de que si sus empleados están ocupados la actualización de su estado de Facebook y Twitter sus pensamientos van a distraerse de completar el trabajo que se les paga por hacer.


Pero, al mismo tiempo, se dan cuenta de que los medios de comunicación social son una herramienta muy útil para la retención del personal. Demasiadas restricciones en lo que los empleados pueden acceder los pueden alejar hacia un competidor, y eso podría costar más que cualquier impacto en la productividad.

Una encuesta publicada en el Reino Unido esta semana reveló que la mitad de los empleados menores de 24 años se niegan a trabajar para un empleador que prohíbe los medios de comunicación social en el trabajo. Y esto es en un país donde más de 1 millón de jóvenes están desempleados. Es seguro asumir que en Australia, donde los empleados tienen una mayor capacidad de elección sobre el lugar donde trabajan, los resultados podrían ser similares.

Tal vez por eso un cuarto de los encuestados en la investigación de Movistar dicen que permitirían a su personal usar los medios sociales con la condición de que sean supervisados por el departamento de TI. Mientras tanto, los empleados pueden seguir utilizando los medios de comunicación social en el hogar o en su smartphone y, a veces lo utilizan para expresarse acerca de su trabajo.

Fotografía: windowsau en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...