Recomiendan el ejercicio en el trabajo para reducir el ausentismo

Ha pasado el Fin de año pero no todos nos hemos podido ir de vacaciones aún y aún estrenando un nuevo año, cargamos con el estrés y la tensión laboral del 2009, por lo tanto y hasta recibir el mercido descanso vacacional, lo mejor será relajar, ejercitar y seguir rindiendo en el trabajo.

El ejercicio en la oficina es muy efectivo para combatir el ausentismo

El ejercicio en la oficina es muy efectivo para combatir el ausentismo

Existen muy variados programas laborales especialmente diseñados para hacer ejercicio en las oficinas, para mejorar la aptitud física, reducir el colesterol, mejorar la postura, combatir el sedentarismo y, en definitiva, para mejorar el presentismo y ahuyentar el ausentismo laboral; de hecho, a gran mayoría de las grandes empresas de Europa (y el mundo) ejecutan uno de estos programas y llevan un entrenador a sus oficinas para poner en movimiento al personal.

Pero, a pesar de que está comprobado el éxito de estos programas, se desconoce cuál es el secreto de un programa efectivo, según dijo a Reuters Health la autora principal del estudio, doctora Vicki S. Conn, de la University of Missouri, en Columbia. «Contamos con muy buenas evidencias de que las intervenciones funcionan. Lo que no podemos concluir es qué intervención es mejor», agregó.

La doctora Conn y su equipo analizaron docenas de estudios sobre programas laborales de actividad física, y relevaron los resultados de 38.000 personas; luego de lo cual pudieron determinar los efectos positivos de las intervenciones sobre si las personas adoptaban o no más movimiento, y también sobre el nivel de aptitud física conseguido por los trabajadores.


En síntesis, el programa no sólo impulsó cambios saludables en los lípidos (grasas dañinas en sangre, como los triglicéridos) y el tamaño corporal (descenso de peso y tonificación física) sino que también lo hizo en el presentismo y el estrés laboral.

Los estudios lograron determinar que los programas más efectivos fueron aquellos que contaban con instalaciones para hacer ejercicio, que se desarrollaron con ayuda de la empresa donde se emplean y los donde los participantes pudieron ejercitarse en horas de trabajo, en cambio de tener que hacer actividad física antes o después del mismo.

De esta manera, los investigadores concluyeron que la actividad física en el trabajo es más efectiva, se sostiene por más tiempo (los trabajadores no dejan de ir como a cualquier gimnasio), se disminuye el ausentismo, se mejora la productividad (los trabajadores están más contentos cuando sienten que la empresa los cuida cediendo tiempo laboral para su bienestar físico) y, en definitiva, se ahorra dinero, al disminuir el ausentismo laboral.

Sin embargo, si bien está probado que el ejercicio es bueno para la salud, aún se desconoce cuáles son las motivaciones que deben explotarse para que la gente haga ejercicio y abandone el sedentarismo.

Fuente: DERF

Fotografía (original): Sekushi en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...