Las universidades españolas aumentan cada año un 9,4% las solicitudes de patentes

Las universidades españolas han incrementado el número de demandas de patente durante la última década, con un crecimiento del 9,4% anual de media, y una aprobación de patentes del 60%. Sin embargo, hay un problema en la transferencia de conocimientos entre universidad y empresa.

ciencia

El número de patentes solicitadas por universidades españolas se incrementó en un 9,4% de media anual entre la década de 2000 y 2010, según destaca el informe ‘La Transferencia de I+D, la innovación y el emprendimiento de las universidades. Educación Superior en Iberoamérica. Informe 2015.’. El estudio ha sido impulsado por RedEmprendia, Universia y CINDA para valorar el traspaso de conocimientos e innovación de la universidad.

El estudio ha sido presentado este miércoles en Madrid, contando con la presencia de la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela; y el rector de la Universidad de Cantabria y presidente de la Comisión Sectorial de I+D+i de la CRUE, José Carlos Gómez, como principales representantes institucionales. También han asistido al evento el secretario para la Cooperación Iberoamericana de la Segib, Salvador Arriola; el secretario general de Universia, Manuel Guerrero; el presidente de RedEmprendia y coordinador del informe, Senén Barro.

En el transcurso de una década, las instituciones españolas han logrado incrementar el total de patentes, fruto de la investigación de sus equipos. Según destaca el informe sobre transferencia de I+D, este crecimiento ha sido del 9,4% de media anual. De las patentes presentadas por universidades españolas, se logró registrar el 60%, una proporción que supone la proporción de acceptacón más elevada entre las instituciones iberoamericanas a la hora de registrar y preservar el conocimiento gestado por sus investigadores.

Los autores del documento han hecho hincapié en el “importante esfuerzo” que han hecho las universidades españolas y que aún están llevando a cabo por proteger los resultados de sus investigaciones. Igualmente, los responsables del estudio han destacado que las instituciones españolas han dedicado un mayor esfuerzo económico para conseguir incrementar los recursos humanos destinados a la investigación universitaria.

Otros países de ámbito iberoamericano también han hecho una clara apuesta por mejorar su investigación universitaria, incrementando el número de patentes solicitadas durante este período. Entre estos destacan Portugal con un incremento del 26,4% de media anual, México con una mejora del 18,3% de media anual y Argentina incrementando la solicitud de patentes a un ritmo del 11,3% anual. Sin embargo, aunque estos países han intentado registrar un mayor número de patentes que España, solamente Portugal supera el 50% de concesiones de las patentes solicitadas.

Por último, en el informe señalan la aparición y consolidación de estructuras profesionales de apoyo a la transferencia tecnológica y de conocimientos dentro de las universidades. De este modo, los conocimientos generados en un área de investigación han podido ser aprovechadas por otros equipos de investigación dentro de la misma universidad, abriendo la puerta a una mayor transferencia de tecnología y conocimientos.

Falta comunicación entre universidad y empresa
El estudio informe ‘La Transferencia de I+D, la innovación y el emprendimiento de las universidades. Educación Superior en Iberoamérica. Informe 2015’ ha destacado el papel que juegan las universidades iberoamericanas como “catalizadoras de la innovación tecnológica”. En concreto, han señalado que en España las instituciones académicas suponen casi el 30% del gasto en I+D; mientras que la mitad del personal investigador está vinculado a la universidad.

La investigación universitaria supone más del 80% de las publicaciones del Sistema de Ciencia e Innovación en España, si bien la transferencia de I+D desde las universidades es muy inferior a la que cabría esperar en base a su producción científica.

Igualmente, España basa su innovación tecnológica y sus avances en la investigación producida en las universidades públicas. El estudio apunta que el 80% de las publicaciones en revistas especializadas de Ciencia e Innovación corresponde a los equipos de investigación de instituciones públicas. El contrapunto es que España carece de un sistema eficaz de transferencia de conocimiento hacia el sector privado, quien puede capitalizar esta innovación.

Sobre este punto, los responsables del informe apuntan que la alejada relación entre la investigación universitaria y el sector privado tiene sus motivos en la estructura empresarial de España. En concreto, el tejido empresarial español está caracterizado por una “mayoritaria presencia de pymes con escasa tendencia a la innovación”; pero también a la falta de medios profesionales, técnicos, económicos y normativos que “estimulen” la transferencia de conocimiento y avances generados en las universidades.

Con todo, la forma más habitual de transferencia de conocimientos entre sector público y sector privado se basa en la contratación de I+D y otros servicios a los equipos de investigación de las universidades. Este sistema supuso un importe de 95 millones de euros para las universidades en 2011; pero todavía queda muy lejos del nivel de financiación obtenido por la colaboración con el sector productivo que lideran países anglosajones.

Imagen: DarkoStojanovic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...