Las profesiones afectadas por la Ley de Servicios Profesionales


La Ley de Servicios Profesionales que fue dado a conocer en diciembre del año pasado generó fuertes repercusiones en el mundo profesional, especialmente entre los Colegios que nuclean a los titulados más fuertemente afectados por los cambios que, desde el gobierno nacional, se intenta aplicar para cambiar la forma de controlar y regular el funcionamiento de estas entidades.

En anteriores ocasiones, hemos podido advertir que de todas las profesiones que se encuentran y ejercen en España, no son todas las que resultan afectadas por los cambios impuestos desde Empleo, las más endurecidas en su postura respecto del futuro de la Ley de Servicios profesionales son los Arquitectos, Abogados, Ingenieros y Farmacéuticos.

Desde aquellos primeros comentarios y mientras los rumores siguieron creciendo con confirmaciones y desmentidas por parte de los diversos sectores implicados, ya sumaron un millón los profesionales que se encuentran a la espera de que el Gobierno despeje su futuro y aclare las intensiones de esta Ley que, a priori, busca regular el funcionamiento de dichos colegios.

  •  Abogados y procuradores. Para estos profesionales el borrador del Ministerio prevé que los abogados puedan ejercer la profesión de los segundos sin necesidad de colegiarse como Procuradores. También está prevista la exigencia de un examen de Estado habilitante para la profesión.

El presidente del Consejo General de la Abogacía Española (que también preside la UP), Carlos Carnicer, calificó de “disparate político” la posibilidad de eliminar el examen de acceso a la abogacía que “garantiza a la ciudadanía la preparación de los profesionales que ejercerán su defensa”.

  • Arquitectos. El anteproyecto les quitaría la exclusividad a la hora de planificar una construcción y que, a partir de la nueva Ley, también los ingenieros con competencias en edificación podrían proyectar y dirigir obras de viviendas o edificios públicos. El borrador de la ley indica que “si un profesional ya sea arquitecto o ingeniero es competente para realizar una edificación, se entiende que también será capaz de realizar otras, con independencia de su uso”.
  • Ingenieros industriales. Se mantiene la colegiación obligatoria para la firma de proyectos y dirección de obras en las ingenierías, pero por otro lado también prevé la “supresión de restricciones horizontales” por especialidades: las nueve ingenierías existentes.
  • Farmacéuticos. El texto que se dio a conocer expresa que “Se suprime la reserva exclusiva de la propiedad y titularidad de las farmacias al farmacéutico”, lo que supone liberalizar el sector y que, en otras palabras, cualquier persona o empresa pueda abrir una farmacia.

Fotografía:  daninofal en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...