Las habilidades y cualidades de un buen líder

La empatía es clave

¿Líder se nace o se hace? Existe un eterno debate en torno a esta cuestión, y hay opiniones encontradas al respecto. Un líder se define como aquella persona que se ocupa de gestionar un grupo de personas, sobre las que ejerce cierta influencia y es capaz de motivarlas y hacer que trabajen con entusiasmo por un objetivo común. Conseguir la motivación del equipo de trabajo para que los integrantes trabajen a máximo rendimiento es quizá la tarea más difícil del líder, quien debe hacer uso de una serie de habilidades.

  • Comunicación: un buen líder tiene que ser capaz de comunicarse con las personas que forman parte del equipo de trabajo. No se trata simplemente de hablar, sino de practicar la escucha activa para empatizar con ellas y comprender cuáles son sus necesidades. Para que un equipo funcione, la información tiene que fluir en todos los sentidos, ascendente, descendente y horizontal.
  • Honestidad: el liderazgo se basa en que todas las partes salgan beneficiadas, de manera que la honestidad y la transperencia son una de las cualidades más importantes.
  • Positividad: una de las principales bases de la motivación es el reforzamiento positivo. La psicología positiva ha demostrado tener excelentes resultados en múltiples campos, y es clave para mantener la motivación del equipo.
  • Inspiración: el líder tiene que servir como modelo, como fuente de inspiración. Debe ser ejemplo para los demás, mostrando el camino a seguir para conseguir los objetivos comunes y todo aquello que se va a exigir.
  • Confianza: un buen líder tiene que aprender a liderar. Por lo tanto, para delegar en las personas que forman parte del equipo de trabajo debe confiar en ellas y apostar por sus capacidades.
  • Empatía: la empatía se define como la capacidad de ponerse en el lugar de otra persona. Tal y como indican los expertos, para poder liderar a alguien hay que conocerlo y tener conciencia de la influencia que se puede ejercer sobre esa persona. Un buen líder comprende sus emociones, pensamientos y sentimientos.
  • Crecimiento: un buen líder siempre busca personas mejores que él para fomentar el crecimiento del equipo de trabajo. Es plenamente consciente de que el mejor equipo es aquel donde él es el peor.
  • Guía: y, por último, un líder nunca va a utilizar su posición de pode rpara imponer sus decisiones, sino que actúa como guía mediante la experiencia y el conocimiento de todos los miembros del equipo.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...