Ejemplos de la conducta asertiva

Ser asertivo en el trabajo tiene sus beneficios pero hay que tener cuidado pues muchas personas confunden la asertividad con agresión y terminan en el lado equivocado de sus directivos.

La asertividad es «la capacidad de defendernos y decir cómo nos sentimos». (Servicio Nacional de Salud (Reino Unido), 2008, notas de asertividad)

La asertividad es esencial en el lugar de trabajo donde los colegas y los gerentes pueden hacer peticiones irrazonables o demandas que conducen al estrés, depresión y ansiedad. Nada de lo cual te ayudará en tu trabajo. Estos elementos impiden el desarrollo y suelen afectar tus perspectivas de carrera.

De acuerdo con el National Health Service (NHS), la gente suele evitar ser asertiva porque creen que parecerán egoístas si expresan sus deseos, por miedo a ser considerados «subversivos» por el jefe, porque a los demás puede no gustarles el punto de vista propio, etc.

Ser asertivo no es tarea fácil y, probablemente, la represión de ser asertivo suele ocurrir en espacios determinados o con personas concretas, especialmente con quienes tienen autoridad sobre nosotros. Sin embargo, evitar dar tu punto de vista cuando realmente crees que hay un error o que no te sientes bien con lo que sucede, sólo puede devenir en una situación todavía peor que callar.



Para ser asertivo y eficaz, es importante:

  • Mantener en claro lo que quieres decir e ir al grano.
  • Evitar largas explicaciones.
  • Mirar a la otra persona a los ojos y mantener un tono de voz calmo.
  • No hay necesidad de pedir disculpas si sientes que está en lo correcto.
  • Ser cortés pero firme.
  • Tratar de relajarte, en lugar de enojarte.
  • Recordar que el nerviosismo es natural, por lo tanta es importante tratar de relajarse y, mejor aún, si se practica con un amigo.

Cómo ser asertivo

Mensajes en primera persona
Si no estás satisfecho con el comportamiento de alguien, lo mejor es decir cómo te sientes en vez de atacar a la otra persona. Esto significa utilizar la palabra «yo» en lo que dices. Por ejemplo:

«Me molesta mucho cuando llegas tarde a la cena porque pongo mucha energía en esto y siento que es una pérdida si la comida está fría».

No digas – «Siempre llegas tarde para la cena. Eres egoísta y desconsiderado por lo tanto puedes hacer tu propia comida a partir de ahora…»

Aceptar las críticas
Una característica importante de ser asertivo es ser capaz de tomar críticas útiles (en oposición a insultos negativos). Este tipo de crítica te da, a menudo, la oportunidad de aprender acerca de cómo te ven los demás. A menudo es útil para escuchar simplemente lo que la otra persona está diciendo y repetir en sus propias palabras lo que dijo.

La asertividad incluye el derecho a optar por no hacerse valer. No hay ninguna regla que diga que usted tiene que hacerse valer en todo momento y en algunas situaciones es posible que te sientas mejor sin decir nada. En general, sin embargo, es probable que encuentres que ser más asertivo tiene un impacto positivo significativo en su vida.

En el trabajo, ser asertivo significa ser honesto, directo y tener la capacidad de decir lo que piensas de una manera productiva y con tacto. No se debe confundir con ser agresivo.

  • Indica sólo los hechos.

No uses el sarcasmo, el lenguaje grosero o términos peyorativos cuando te expreses. Se firme en el trabajo sin menospreciar a los demás. De lo contrario, la gente no va a escuchar lo que tienes que decir.

  • Habla sin emociones.

No reacciones emocionalmente a las situaciones en el trabajo. Es fácil dejar que tus emociones te controlen cuando sientes pasión por algo. Resiste la tentación de reaccionar y mantén un equilibrio.

  • Ser un mejor oyente.

Las personas son más propensas a escuchar lo que tienes que decir si los escuchas a ellos a cambio. Se construye el respeto y la gente se siente más cómoda contigo. Esto ayuda cuando necesitas ser asertivo, ya que otros reconocen que no sólo escuchan, sino que también serán escuchados.

  • Enviar un mensaje claro. 

Si quieres ser asertivo en el trabajo, se directo. Di lo que tengas que decir en un lenguaje sencillo. No te vayas por las ramas.

  • Aprende la palabra «No» y siéntete cómodo usándola.

Ser asertivo en el trabajo a veces significa decir «no» a las peticiones de tu compañero de trabajo o del jefe. Si no puedes tomar un proyecto adicional, afirma tus necesidades y ofrece una buena razón para ello. Ofrece tu ayuda en otra forma que sí te sea posible dar. Tu jefe o compañero de trabajo es probable que aprecie el gesto.

Fotografía: Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 2,75 de 5)
2.75 5 8
Loading ... Loading ...