Claves para trabajar en un supermercado

¿Quieres trabajar como cajero?

Son muchas las personas que ven la posibilidad de trabajar en un supermercado como una opción de futuro, por las condiciones que ofrece y la demanda que hay. En España, hay cadenas que cuentan con tan buena valoración que incorporarse a sus filas se ha convertido en el gran objetivo, con Mercadona como mejor ejemplo. A continuación explicamos los requisitos que exigen la mayor parte de cadenas:

  • Edad: para trabajar en supermercado no se suele establecer edad mínima y máxima, al margen de la cuestión legal. Desde los 16 años a los 65, cualquier persona puede formar parte de la plantilla de un supermercado, pero si piden requisitos como contar con varios años de experiencia, la edad mínima necesariamente deberá ser mayor que 16.
  • Formación: lo mínimo es haber terminado la Educación Secundaria Obligatoria o haber obtenido el graduado escolar, aunque hay algunos que solicitan un grado medio. Eso en general, luego puede haber requisitos específicos dependiendo de la cadena, el puesto o el área de trabajo. Por ejemplo, en establecimientos ubicados en zonas muy turísticas, como la costa, se puede requerir el inglés para trabajar en supermercado.

Principales funciones

  • Cajero: la función principal de un cajero es facturar los productos de los clientes, cobrar el importe respectivo y, en algunas ocasiones, empacar los productos en bolsas. Para ello, generalmente el cajero debe controlar un sistema de facturación basado en la lectura de código de barras.
  • Reponedor: el reponedor es el trabajador encargado de surtir o rellenar los espacios en los estantes con las mercancías que llevarán los clientes a casa. El trabajo del reponedor implica realizar labores de aseo en los estantes antes de ubicar los nuevos productos, pero también suelen encargarse del aseo general de pasillos en el supermercado.
  • Especialista de sección: en ocasiones, existen secciones como la de frutería, panadería, pescadería o carnicería que cuentan con el apoyo de empleados especializados en ese área. La manipulación de alimentos y la atención a los clientes es fundamental en esta función.
  • Mozo de almacén: en muchas organizaciones del formato de grandes superficies, se requiere el trabajo como mozo de almacén para facilitar las descargas desde el camión y desplazar y ubicar mercancías de gran volumen. Para ello, es habitual operar algún tipo de maquinaria y llevar a cabo un control efectivo de inventarios.

El trabajador de supermercado tiene un contacto directo con los clientes y usuarios. Por ello, es importante que sea una persona amable y que proyecte empatía y simpatía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...