Amistad en el trabajo

Pasamos muchas horas del día en el puesto de trabajo, el resultado es que las fronteras que dividen la vida profesional y la personal son cada vez más difusas. El problema es que a veces se inician incluso relaciones sentimentales en el trabajo, con curiosas y a veces no divertidas consecuencias.

trabajo-equipo.jpg
Foto: Malito2007 en Flickr

Queramos o no, la empresa sigue siendo un lugar de socialización bastante importante. Cerca del 20% de los amigos de una persona “normal” pertenecen al trabajo, o eso dicen las últimas estadísticas. El factor tiempo juega una baza fundamental, y es que nos vemos regularmente y durante mucho tiempo con los compañeros de trabajo, con los que compartimos incluso espacios físicos.

Lo curioso es que ya se ha demostrado que algunas personalidades necesitan hacer amigos en el trabajo. En la empresa se viven momentos difíciles, pero también alegrías profesionales. ¿Quién no se ha quedado hasta tarde para cerrar algo? ¿Quién no ha pasado por un periodo estresante o por algún conflicto con algún cliente? Todos estos problemas se resuelven con mayor facilidad gracias a los compañeros de trabajo. Ya lo decía la bola de cristal: solo no puedes, con amigos sí.


Pero igual que puede ir bien la cosa puede ir fatal. Hay gente que no se habla, gente con la que no compartirías mesa en Navidad si no fuera porque te ha tocado y personas que seguro que no sabes que trabajan en el mismo sitio que tú (siempre que la empresa sea grande). El truco que os traemos hasta buscarempleo es bastante sencillo, consiste en no confundir respeto y complicidad con amistad. Basta con hacerte esta pregunta, ¿pasarías tus vacaciones con tus compañeros de trabajo? ¿Y ellos contigo? Se puede decir que existe amistad cuando hay ganas de pasar tiempo juntos fuera del horario de trabajo.

Seguro que alguna vez has tenido la experiencia de llevarte bien con una persona del trabajo pero que no resulta tan simpático fuera del mismo. Las personas cambian en función del ambiente en el que se mueven. También es importante diferenciar el papel que hace uno en la empresa, el rol que desempeña (es decir, aquellos que los demás esperan de él) frente a los verdaderos sentimientos de esta persona. Y esto es importante no confundirlo con que la persona sea un falso/a, simplemente “hace su papel” en el trabajo.

Hay algunas empresas y sectores que favorecen el vínculo personal entre compañeros, por ejemplo es usual algunas salas de juegos o de espera que se utilizan para lo que los analistas americanos llaman “cultura del contacto”. Se busca el desarrollo de un buen clima social, una imagen positiva y la fidelización de los trabajadores. Para esto mismo se organizan jornadas de Outdoor Training. Esta política hay que llevarla con cuidado, permanecer en la idea del buen ambiente es malo para algunas personas. ¿O todo el mundo se va de cañas el viernes cuando termina la jornada laboral?

Para un responsable o un jefe la amistad con los subordinados puede complicarse aún más. Algunas personas con baja auto-observación piensan que los demás son iguales y sufren cuando un jefe se pone en el papel de jefe porque recuerdan lo bien que lo pasaron el sábado anterior jugando al baloncesto. Otro caso parecido se da cuando un compañero y amigo es ascendido y resulta ser nuestro jefe. Estos es una trampa terrible porque el chantaje emocional está a la vuelta de la esquina.
La única solución para preservar unos vínculos sanos consiste en mantener la confianza en el grupo de compañeros y si hay algún problema dejarlo claro. Vamos, como dice el viejo refrán: “más vale una vez colorao que ciento amarillo”.

Por último me gustaría dejar claro que los jefes o personas con responsabilidades deben procurar en todo momento dar ejemplo con su comportamiento. La rigurosidad es un elemento fundamental para conservar los vínculos de complicidad con los compañeros de trabajo. Tened cuidado con intentar explotar las relaciones de amistad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...