Valencia pone en marcha el plan contra el fracaso escolar

Valencia pone en marcha un plan para el fracaso escolar

Valencia pone en marcha un plan para el fracaso escolar

Unos 500 centros de la Comunidad Valenciana se han acogido al contrato-programa de la Generalitat para incrementar el éxito escolar y reducir el abandono prematuro. Estos objetivos se conseguirán mediante un contrato por objetivos subscrito a la Administración. La Conselleria de Educación destinará más de 32 millones de euros para materiales didácticos y personal adicional necesario para la puesta en marcha de las actuaciones concretas.

La Generalitat Valenciana quiere reducir el abandono prematuro de los estudios e incrementar el éxito escolar entre los alumnos de su comunidad. Para cumplir estos objetivos, la Administración ha creado un programa experimental dotado con 32 millones de euros con varios objetivos a lograr. El contrato-programa constituye la principal novedad del Plan de Choque para combatir el Fracaso Escolar de la Conselleria de Educación.

El programa se desarrollará a partir del curso 2012-2013 en los centros educativos públicos y privados concertados de la Comunidad Valenciana que imparten las etapas de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria que sean seleccionados. De momento, ya son más de 500 centros los que se han subscrito al programa contra el fracaso escolar.

La Conselleria de Educación quiere conseguir mediante este contrato-programa transmitir a los alumnos la importancia del esfuerzo para conseguir el máximo desarrollo de su potencial. Se trata de una medida para concienciar a los estudiantes del valor de los estudios de cara a un futuro laboral. A su vez, la Administración valenciana quiere orientar el sistema educativo a la consecución de un empleo por parte de los alumnos.

La propuesta en marcha de este programa experimental supondrá que los centros de la comunidad valenciana tendrán más autonomía pedagógica. Tal y como establece la Ley Orgánica de Educación (LOE) se “obliga a reconocer a los centros una capacidad de decisión que afecta tanto a su organización como a su modo de funcionamiento”; es decir, existe la exigencia de proporcionar una educación de calidad al alumnado, teniendo al mismo tiempo en cuenta la diversidad de intereses, características y situaciones personales.

Con el marco de la LOE, el contrato-programa se plantea como una medida flexible que se ajustará a las necesidades de cada cetro y a las específicas de los estudiantes. El programa fijará los compromisos concretos de éxito escolar que adquiere el centro a título individual y los recursos especiales y materiales adicionales que recibirán en función de los objetivos cumplidos. Además, se buscará que todo el alumnado pueda desarrollar sus capacidades potenciales y cuente con la preparación necesaria para proseguir con estudios superiores.

Foto: Elisabeth Holgado Ortega

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...