Una kermés o feria en la escuela

¿Qué os parece si organizamos una Kermes? Tanto las escuelas, como los clubes u organizaciones de la comunidad pueden organizar esta linda actividad que encierra varios beneficios.

En las escuelas se pueden organizar proyectos para diversos fines. Campañas para reflexionar sobre algunos temas importantes, ciclos de literatura, un periódico escolar e incluso ferias o kermés.

Organizar una Kermés en la escuela

En estos últimos supuestos, ferias y kermés, la escuela estaría fomentando la organización de una actividad que es dueña de varios beneficios. Y no solo el colegio puede llevarla a cabo, sino que también se puede organizar desde las aulas, clubes u organizaciones de la comunidad.

En el caso de que la kermés sea organizada por la escuela se pueden dividir las tareas a realizar por los cursos que existan en la misma. Por ejemplo, los primeros cursos se encargaran de la decoración de los puestos de la feria, el cartel de bienvenida y demás; otros cursos se ocuparan de organizar los juegos y números de baile o cómicos; y otros grupos harán las invitaciones y la organización de la feria en sí, incluyendo puestos de comida y bebida, sorteos y venta de entradas.

En el caso de que se organice en un solo aula, la feria será más chica pero contará con los mismos elementos y la misma organización. El docente dividirá la clase en pequeños grupos, los cuales estarán a cargo de determinadas funciones. Los padres también podrán colaborar y así estaremos en presencia de una linda actividad que engloba a los principales educadores de los niños: la escuela y la familia.

Beneficios de organizar una kermés

Entre los beneficios de organizar una kermés se destaca la cooperación y colaboración de los participantes, quienes deberán trabajar coordinadamente para poder cumplir los objetivos. Además, la kermes puede perseguir objetivos claros, los cuales entusiasmarán y fomentarán la participación de los alumnos. Estos objetivos pueden ser recaudar dinero para realizar una determinada obra en la escuela, o bien podrán no involucrar dinero real, siendo su principal objetivo el éxito de la feria, que se verá reflejado con la concurrencia de personas.

Si bien al principio la puesta en marcha de una kermés pueda parecer un poco complicada, os contamos que no es así. Hace falta voluntad, ganas y, por supuesto, un poco de esmero. Una vez que el trabajo esté dividido, los docentes se limitarán a supervisar las tareas que cada grupo debe realizar.

Fuente: Kermes por ceciceru en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 2
Loading ... Loading ...