Un estudio desaconseja ayudar a los hijos con los deberes

Los padres que ayudan a sus hijos a hacer los deberes escolares podrían estar perjudicándoles si los pequeños no tienen problemas para seguir el temario, según demuestra una investigación de la UCM, UPV y UNIR. Los expertos recomiendan leer con los niños y preguntarles por el colegio para mejorar su rendimiento.

ninos

Ayudar a los hijos para hacer las tareas escolares puede ser “contraproducente” para mejorar su rendimiento académico, según se ha afirmado en un estudio publicado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) y la Universidad del País Vasco (UPV). El estudio defiende que los padres que proporcionan ayuda a sus hijos a la hora de hacer los deberes están perjudicando el desarrollo de sus capacidades académicas.

El estudio –que ha agrupado los resultados de 37 estudios y 80.000 casos– de las tres universidades españoles advierte que, pese a que hay numerosas investigaciones que relacionan la implicación parental con mejores notas, no todas las formas de implicarse en los estudios de los niños son adecuadas. En concreto, la ayuda paternal durante las tareas diarias de la escuela puede llegar a ser “contraproducente” y a frenar sus capacidades para trabajar de forma autónoma.

Uno de los autores del informe e investigador del grupo Neuropsicología Aplicada a la Educación (NYE), Enrique Navarro, ha defendido que han “observado cómo algunas formas de participación de los padres resulta más efectivas que otras”. Los resultados de la investigación han mostrado que ayudar a los hijos a realizar los deberes escolares es solamente eficaz “cuando los menores presentan dificultades educativas” que les impiden poder hacer ellos mismos las tareas.

Sobre este punto, Navarro ha insistido en que en el resto de los casos no es recomendable ayudar a los hijos a hacer las tareas escolares. Sin embargo, una tarea que pueden desarrollar los padres para con la educación de sus hijos es que los progenitores “lean con ellos, les pregunten por las clases y confíen en sus capacidades”. Un método de mejorar los resultados académicos y el rendimiento de los hijos que ya expresó la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio.

Por su parte, la universidad UNIR ha destacado el papel de los padres a la hora de favorecer el desempeño académico de los estudiantes. Al respecto, señalan que rentas bajas de las familias implican un rendimiento escolar más bajo o negativo, pero la participación de las familias –especialmente en los últimos cursos de la educación obligatoria– puede desdibujar las diferencias por estatus socioeconómico o origen familiar. Así pues, el interés de los padres por la educación de sus hijos y un correcto papel en el desempeño de sus tareas diarias favorecen mejores niveles académicos.

Imagen: White77

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...