Un estudiante vale 6.000 euros más que otro

Las diferencias de financiación pública por alumno matriculado en la universidad pueden ascender hasta 6.000 euros, según señala el estudio «La contribución de las universidades españolas al desarrollo», elaborado por la Fundación CYD y correspondiente al año 2012. La financiación puede llegar a triplicarse entre la universidad que menos recibe y la que más.

Las universidades reciben una cantidad diferente por estudiante en función de la comunidad autónoma en la que se ubiquen. Según un informe de la Fundación CYD, existe una brecha de 6.000 euros en las transferencias corrientes por estudiante matriculado, realizadas por las distintas Administraciones autonómicas hacia las universidades ubicadas en su territorio.

El estudio «La contribución de las universidades españolas al desarrollo», elaborado por la Fundación CYD y correspondiente al año 2012, revela la existencia de «enormes diferencias» entre los ingresos de las universidades por cada estudiante matriculado. «Se ha producido un aumento de la disparidad entre los sistemas universitarios en lo que a recursos públicos de los que dispone se refiere», subraya en informe, para aclarar que este margen puede ser de hasta 6.000 euros por alumno.

Esta situación genera una variación en los precios que deben abonar los estudiantes y en la cantidad de recursos de los que dispone la universidad para llevar a cabo sus funciones. Al respecto, el texto muestra que la «principal fuente de ingresos de las universidades son los recursos públicos«, que representan en promedio para la globalidad de las universidades públicas españolas el 59,14% de la financiación neta que recibieron en el año 2012.

En concreto, las instituciones que recibieron una mayor financiación por estudiante matriculado fueron la Universidad Pública de Navarra (con 9.363 euros por alumno), la Universidad Politécnica de Cartagena (con 9.047 euros) y la Universidad del País Vasco (con 9.025 euros). En cambio, los centros que recibieron menores transferencias durante el año 2012 fueron la Universidad Rey Juan Carlos (3.351 euros por estudiante), la Universidad de A Coruña (con 4.271 euros) y la Universidad de Cádiz (con 4.362).

El informe de la Fundación CYD explica que la segunda fuente de recursos económicos para las universidades públicas es abonada directamente por los estudiantes o compensadas por las administraciones públicas correspondientes, ya que los alumnos han conseguido una beca. Así pues, otra parte importante de los ingresos corresponden a los derechos de matrícula, las tasas universitarias o los precios públicos.

El coordinador general del estudio, Martí Parellada, concluye que «las transferencias que reciben las universidades por alumno de las comunidades autónomas pueden llegar a triplicarse entre la universidad que más recursos recibe y la que menos». En base a esta situación, Parellada ha denunciado que «no puede haber una reducción de las transferencias a la universidad pública al ritmo en que se está produciendo».

Foto: Images_of_Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...