Tratamientos para los tics nerviosos

En la mayoría de los casos no es necesario utilizar tratamientos para controlar los tics nerviosos que aparecen en muchos niños. Sin embargo, en caso de estos condicionen la vida social, familiar y/o escolar del chico, será necesario recurrir a uno de ellos. En este post conoceremos cuáles son las alternativas.

Tratrar los tics nerviosos

Días atrás, cuando hablamos de los tics nerviosos, llegamos a la conclusión de que no debíamos prestarle mucha más atención de la que se merecían, ya que en la mayoría de los casos, estas señas, muecas o movimientos que se realizan de forma repetitiva por los más chicos, desaparecerán de forma tan repentina como han llegado.

Dijimos que salvo en casos en los que estos tics nerviosos interfieran de manera notable en el ámbito personal, familiar, social y/o escolar, no había necesidad de seguir ningún tratamiento, tan solo algunos consejos que desarrollamos en aquel post, el que pueden encontrar en este enlace. Sin embargo, qué pasa si verdaderamente estos tics interfieren en la vida de los chicos haciendo necesario un tratamiento ¿Cuáles son las posibilidades?

Lo primero que debemos hacer, antes que nada, es llevar al niño al pediatra para que este decida si es necesario realizarle una exploración que determine si el niño cuenta con algún problema neurológico, psicológico o de otro tipo. En caso de que el especialista lo crea necesario, las opciones de tratamientos son varias. Algunos de los tratamientos son:

Tratamiento psicológico: Dentro del tratamiento psicológico existen varias técnicas útiles para que el niño tome conciencia del habito que se ha generado, algo que por sí solo es muy difícil que logre hacer, y así tenga más armas con que controlarlos.

Las tecnicas de relajacion contribuyen a tratar los tics nerviosos

Existe un método muy efectivo que se denomina «procedimiento de inversión de hábito«. Este consiste en reemplazar el tic nervioso por otro gesto. En este tratamiento es necesario que los padres lleven un registro diario de la frecuencia y momentos del día en los que aparece el tic. Esto es para que el chico tome conciencia de los tics, algo imprescindible para empezar a trabajar en ellos. Una vez hecho esto, y algunos pasos más, el objetivo del especialista será el de sustituir el tic por otro movimiento que controle de manera consciente.

Tratamiento farmacológico: Este es un tratamiento que se utiliza solamente en casos graves. Se trata de un modo que generalmente se intenta evitar, aunque en caso de que sea utilizado tendrá que ser prescripto y controlado por un especialista.

Técnicas de relajación: Ninguno de los tratamientos anteriores podrán ser llevado a cabo por los padres. Sin embargo, si estamos buscando una forma de ayudar al niño a dejar de realizar los tics, una buena alternativa puede ser enseñarles técnicas de relajación que le permitan disminuir la tensión y los nervios, aspectos que agravan los tics.

Fuente: Solohijos

Foto 1: Tic en niño por ATOM arquitectura en Flickr

Foto 2: Relajarse por Brunna_Ferri en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...