Técnicas para desarrollar la memoria

Para que este año comiencen con las herramientas y recursos necesarios para lograr un buen rendimiento en el curso escolar o universitario, les contaré algunas pautas para desarrollar la memoria.

Técnicas para desarrollar la memoria

Técnicas para desarrollar la memoria

Un nuevo año escolar está comenzando, y los alumnos deben retomar ciertas cosas. Deben volver a agarrar los libros, los cuadernos, los apuntes, deben volver a poner en práctica sus funciones  y ejercitar el cerebro.

Otra de las cosas que deben retomar, muy importante por cierto, son las técnicas de estudio. Y aquellos estudiantes que nunca la han aplicado, les recomiendo ponerlas en práctica en todas las materias, ya que la comprensión de los textos les será mucho más amena.

Y para que este año comiencen con las herramientas y recursos necesarios para lograr un buen rendimiento en el año escolar o universitario, les contaré, en esta oportunidad, acerca de algunas pautas para desarrollar la memoria.

Para comenzar a hablar de estas técnicas, primero es conveniente que sepamos que la memorización contiene diversas etapas. Cuando una persona percibe algo, pone en marcha un proceso que conduce a la memorización de dicha información. Para esto, se debe pasar por las siguientes etapas:


  • Comprensión: Esta se da con la observación por intermedio de los sentidos, y por el entendimiento de la información.
  • Fijación: Se consigue con la repetición. Si uno quiere recordar algo determinado, es menester que primero fije eso que quiere recordar.
  • Conservación: Supone el modo en que se memoriza. Acá entran en juego algunos factores, los cuales dependen de la propia persona; interés en el tema, concentración y entrenamiento de la persona.
  • Evocación: Supone ser consciente de los conocimientos incorporados.
  • Reconocimiento: Relacionar los conocimientos nuevos y previos.

Ahora sí, ya podemos adentrarnos en algunas técnicas, o pautas, para desarrollar e incrementar la memoria.

Técnicas de estudio

Técnicas de estudio

1. Poner en marcha todos los sentidos en la percepción de las cosas. Hay que lograr una buena concentración y atención para percibir la información de una mejor manera. Por ello, se recomienda mientras se estudia, crear un buen clima a fin de conseguir la concentración adecuada.

2. Leer toda la información y sacar las ideas principales del texto. Teniendo en claro las premisas principales, se logra una mejor memorización.

3. Otra de las técnicas se basa en la imaginación del texto. Esto quiere decir que mientras uno está leyendo el texto se lo debe ir graficando, imaginando. En mi caso, me da mucho resultado imaginarme el texto que debo estudiar como un cuento; con una secuencia determinada, contextualizándolo y haciendo una historia. Claro que esto depende del texto que se deba estudiar, no siempre es aplicable. Por otro lado, diversos autores proponen tres principios para llevar a cabo este punto:

  • Exagerar determinados rasgos como si fuera una caricatura.
  • Captar lo novedoso.
  • Dar movimiento a las imágenes pensadas como si fueran una película. Esto es muy similar a lo que les comentaba en mi caso.

4. Realizar pausas durante el estudio o lectura del texto, con el objetivo de ir recordando y asimilando lo que se va aprendiendo. Con este paso también se realiza una “repetición” de los contenidos, los cuales se van fijando de mejor manera.

5. Confeccionar resúmenes o redes conceptuales para incrementar la repetición del contenido, y con ella, la fijación de los mismos.

Espero les sean útiles estas pautas, que las apliquen y les den buenos resultados en este nuevo curso que está iniciando.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...