Técnicas de estudio para universitarios

Los estudiantes universitarios, de oposiciones y otras enseñanzas superiores deben hacer frente a extensos temarios y a exámenes complejos. A estos niveles es necesario convertirse en un alumno de alto rendimiento aplicando las mejores técnicas de estudio.

College female student is learning in the classroom

Los estudiantes universitarios deben hacer frente a exámenes con un alto nivel de exigencia, en los que examinarse de grandes cantidades de temario de los cuales deben conocer todos los detalles a la perfección para obtener una buena nota. Otros alumnos como opositores o matriculados en enseñanzas superiores también superar pruebas en las que se exige mucho para un aprobado. No obstante, no siempre sabemos cómo estudiar correctamente.

Descubrir la mejor forma de estudiar, optimizar los tiempos y recursos cuesta bastante, pero con tu predisposición y fuerza de voluntad puedes conseguir convertirte en un estudiante avanzado y de alto rendimiento. El primer paso es disponer de una buena organización y planificar cuándo será el momento de estudio de cada día, esto te ayudará a organizar el resto de tareas y poder concentrarte con mayor facilidad cuando te sientes frente a los apuntes.

Escoge un lugar luminoso y no empieces a estudiar hasta que estés seguro que dispones de todo el material que necesitas para ello. Asimismo, debes tener en cuenta que no todas las clases son iguales por lo que cada materia exigirá una técnica de estudio diferente: algunas veces será mejor crear mapas conceptuales, otros resúmenes de textos y en otras deberás centrarte en crear tus propias diapositivas con imágenes. Lo importante es presentar la información de la forma que mejor te vaya a ti y a la asignatura.

Otro consejo para convertirte en un estudiante a la altura de las exigencias de la universidad es el uso de herramientas digitales para sacar el máximo partido a tus jornadas de estudio. Existen aplicaciones para dispositivos móviles en los que organizar diapositivas, apuntes, fichas y practicar con exámenes de muestra; también puedes optar por tomar tus apuntes en el ordenador. Y si lo necesitas, vuelca toda esta información en papel.

No obstante, debes tener en cuenta que tener a mano el ordenador o el teléfono móvil puede ser una tentación constante. Si sientes la necesidad de estar ‘enchufado’, lo más recomendable es que dejes el teléfono en silencio en otra habitación; aunque si lo necesitas para el estudio tienes otras aplicaciones (como SelfControl) que te permitirán bloquear todas aquellas apps y webs que podrías terminar abriendo.

Los amigos pueden ser un buen recurso para estudiar: intercambiar apuntes, hacer los trabajos en grupo o revisar las prácticas de laboratorio. Con las nuevas tecnologías puedes crear un fichero online donde colaborar todos o comunicarte con ellos sin necesidad de quedar todos en el mismo punto físico. Con todo, recuerda que estás estudiando y que debes elegir a compañeros que sean trabajadores, responsables y puedan aportar algo al grupo.

Imagen: © realinemedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...