Sudoku: paciencia y sagacidad

Según un estudio de la Universidad de Edinburgh, Inglaterra, el sudoku podría ejercitar las neuronas de forma que las haría más resistentes a agentes nocivos como algunas enfermedades y drogas, y prolongaría su longevidad. 

“Cuando las células de nuestro cerebro son estimuladas, muchos genes sin usar son reactivados. Hemos encontrado un grupo de estos genes que hacen funcionar neuronas inactivas y dota de mayor longevidad a las demás (…). Estos ejercicios mentales serían capaces de activar los genes dormidos”, declaró Giles Hardingham, principal encargado del estudio, durante el encuentro anual de neurociencia en Washington. 

El Sudoku no es un juego matemático sino lógico, que desarrolla las habilidades lógicas de quien lo juega. Son compulsivos, desafiantes y absorbentes. Paciencia y sagacidad son los requisitos básicos para empezar a jugarlo. 

Se trata de un cuadro relleno de 81 cuadros pequeños, nueve filas por nueve columnas, subdividas en nueve celdas, llamadas también regiones, compuestas a su vez por tres filas por tres columnas. El objetivo consiste en completar con números de manera lógica una serie de cuadros vacíos mezclados con otros tantos, casi como si fuera un crucigrama matemático donde no priva la cultura general, sino la habilidad para no repetir un dígito de acuerdo con reglas muy específicas: sólo hay que distribuir armónicamente los números del 1 al 9 de modo que no se repitan ni por filas, ni por columnas, ni en las cuadrillas de 3×3. El cero nada tiene que ver con este juego. 

Este invento japonés parece complicado y una vez que se descubre su lógica aparenta ser pan comido, pero esa supuesta sencillez se diluye a medida que el jugador comprende su ciencia y se descerebra para colocar el número indicado en cada una de las casillas. 

Dato curioso: existen 6.670.903.752.021.072.936.960 alternativas en su formato popular de 9×9. 

 

 

 

 

 

 

 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...