Romper el hielo riendo

En los juegos o actividades que un docente o un líder de grupo realiza para presentar un grupo e intentar que todos se relajen, la risa suele ganar muchos puntos a la hora de lograr dicho objetivo. De tal modo, hoy quiero presentarles una dinámica que apela a eso, a conseguir que los integrantes del grupo o alumnos se conozcan divirtiéndose, riéndose y jugando.

Romper el hielo riendo

En las actividades y dinámicas, una de las mejores formas de romper el hielo es por intermedio de la risa. Más bien no solo en las actividades, en la vida cotidiana generalmente la mejor forma de descontracturar una situación es riendo.

Pero puntualmente en los juegos o actividades que un docente o un líder de grupo realiza para presentar un grupo e intentar que todos se relajen, la risa suele ganar muchos puntos a la hora de lograr dicho objetivo.

De tal modo, hoy quiero presentarles una dinámica que apela a eso, a conseguir que los integrantes del grupo o alumnos se conozcan, divirtiéndose, riéndose y jugando.


La actividad se llama actuando y se trata de lo siguiente:

El primer paso será, como en muchas oportunidades, el trabajo del docente o líder del grupo, ya que tendrá que contar con fichas de papel y alfileres. Esto es para que, en el caso de que se trate de un grupo de adultos, estos pongan su nombre con un marcador en la ficha y se la coloquen en la ropa. En el caso de ser niños, este será trabajo del docente.

Luego, el grupo de chicos o adultos se forman, todos juntos, en forma de ronda. Una vez establecidos de esa forma, el docente o líder le dirá al grupo que piense un regalo que le gustaría realizar, y a quién de todos los presentes  le gustaría regalárselo.

Una vez que todos hayan pensado el regalo y el destinatario, al azar el líder elegirá a uno de los participantes y le dirá que debe actuar, haciendo de cuenta que tiene entre sus brazos, o manos,  el regalo que ha pensado,  y entregárselo a la persona que ha elegido, diciendo su nombre, el regalo que tiene entre sus manos y el destinatario.

Por ejemplo: Diego pensó en regalarle una pelota a Martin. Diego tendrá que actuar como si tuviera la pelota, por lo que podrá picarla imaginariamente  con el suelo o hacerla girar en su dedo, o cualquier acción que se le ocurra con ella. Mientras lo hace tendrá que decir: «Mi nombre es Diego, tengo una pelota y quiero regalársela a Martin. Martin recogerá la pelota, seguirá actuando, la agradecerá y ahora él entregará su regalo, tal cual lo ha hecho Martin».

El solo hecho de tener que actuar generará una mezcla de vergüenza y diversión que hará aparecer la risa. Así, poco a poco el grupo se irá soltando y romperá el hielo.

Espero puedan disfrutar de la actividad, y recuerden que en esta dinámica se puede utilizar mucho la imaginación del docente o líder, ya que puede ser readaptada según como estos vean al grupo, de modo de hacerla cada vez más divertida.

Foto: Risa por Ramirez en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...