Rigau asistirá a la mesa de trabajo sobre lenguas cooficiales

La consejera de Enseñanza de Cataluña, Irene Rigau, ha confirmado su participación en el grupo de trabajo de las autonomías con lenguas cooficiales. El Ministro de Educación, José Ignacio Wert, propuso la creación de un espacio de diálogo para abordar el reconocimiento del castellano como lengua vehicular, precepto que choca con la inmersión lingüística de Cataluña.

La consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Irene Rigau, ha confirmado su participación en el grupo de trabajo de las autonomías con lengua cooficial, una propuesta anunciada por el ministro de Educación, José Ignacio Wert. El objetivo de este encuentro es abordar las discrepancias sobre el reconocimiento del derecho a estudiar con el castellano como lengua vehicular.

La propuesta de reunión por parte de Ministerio de Educación se debe a la negativa de la consejera a acudir a la Conferencia Sectorial de Educación del pasado miércoles. Por ello, Wert i después la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, recalcaron la apertura de una vía de diálogo específica para aquellas comunidades autónomas con dos lenguas cooficiales, un espacio donde tratar el decreto sobre el castellano que se desarrolla en la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

A pesar del anuncio de Wert en el Congreso de los Diputados sobre la creación este grupo de trabajo donde dialogar el reconocimiento del castellano como lengua vehicular en la enseñanza, la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, urgió a acordar su aplicación. Tras la Conferencia Sectorial de este miércoles, pidió a las comunidades a reunirse con celeridad porque el real decreto tendrá efecto «sí o sí» el próximo curso académico.

En declaraciones a los medios en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), Rigau ha explicado que esta situación pone de manifiesto la necesidad de abordar el decreto sobre el trato de las lenguas cooficiales en la reunión se había planteado en un principio “con un prisa excesiva”. Así pues, la consejera de Enseñanza ve necesario analizar con previsión el impacto que puede generar la aplicación de la disposición adicional 38 de la LOMCE en los territorios donde se habla otra lengua, además del castellano.

Una ley que impone un modelo educativo que no tiene en cuenta a todos los implicados es muy difícil de aplicar, como si se hiciera en un laboratorio y no de acuerdo con la realidad

Con todo, ha insistido en que “el hecho que se haya creado este grupo de trabajo quiere decir que era necesario este análisis” sobre el impacto de su aplicación en comunidades con lenguas cooficiales. Asimismo, ha asegurado que Cataluña tomará parte activa en este grupo de trabajo, para valorar si es viable la disposición adicional y estudiar el impacto que puede generar sobre la otra lengua; ha declarado en una clara alusión al derecho a recibir clases en valenciano.

Foto: Convergència Democràtica de Catalunya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...