Responsabilidad de la escuela por negligencia

El Tribunal Supremo ha condenado al colegio valenciano San José Religiosas Escolapias a indemnizar con 45.000 euros a los padres y a la hermana de la niña fallecida en la Institución.

San José Religiosas Escolapia

San José Religiosas Escolapia

El 25 de marzo de 1999, en un día de intensa lluvia, trescientos alumnos de educación primaria del colegio San José Religiosas Escolapia salieron al recreo. Por motivo de la intensa lluvia, el lugar elegido para descansar no era el habitual sino un espacio cubierto de 200 metros cuadrados que tenía forma de L. Los alumnos eran vigilados por tres profesores.

Ese día, en un hecho desafortunado, una niña de seis años resultó muerta producto de un golpe sufrido en su cabeza luego de que un compañero la empujara durante dicho recreo.

Por este hecho, la familia de la niña demandó a la escuela, considerando que ésta había cometido una negligencia organizativa al reunir a tantos niños en un sitio sin espacio suficiente, en el que tres profesores no bastaban para poder observar a todos.

La familia demandante decía: «no permitía a los niños moverse, corretear o jugar con espacio suficiente y, en cambio, propiciaba los contactos físicos más o menos bruscos«.

En ese momento el Juzgado de primera instancia no dio lugar a la demanda ya que consideraba que el hecho ocurrido había sido un hecho desafortunado y no una negligencia organizativa por parte de la escuela. Sin embargo, los padres acudieron a la Audiencia Provincial de Valencia, apelando dicha resolución.


Finalmente, el 26 de Agosto, el Tribunal Supremo ha condenado al colegio valenciano San José Religiosas Escolapias a indemnizar con 45.000 euros a los padres y  a la hermana de la niña fallecida. 

Palacio de Justicia Velencia

Palacio de Justicia Velencia

Para llegar a esta decisión, el Tribunal Supremos se basó en los siguientes razonamientos:

  • El riesgo de que sucedan hechos como éste es más que patente por la imposibilidad del personal docente de vigilar a tantos niños en un espacio tan reducido.
  • La probabilidad de que tan alta concentración provoque en los niños reacciones o conductas agresivas.
  • La lluvia no imponía necesariamente que los niños de varios grupos tuvieran que concentrarse en el espacio común cubierto cuando se daba la alternativa de que cada grupo hubiera disfrutado del recreo en su correspondiente aula bajo la supervisión de la profesora encargada.

Por todos estos puntos es que han considerado el hecho como responsabilidad de la dirección del centro la organización necesaria para que tal solución alternativa fuera posible.

La  indemnización es de 36.060 euros para los padres de la niña, y  9.015 euros para su hermana. A estos valores se le sumarán intereses por la demora de diez años en resolver el proceso.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...