Requisitos previos para una buena presentación oral

Las presentaciones orales son una constante en la vida académica y laboral de las personas. Aunque estamos habituados a escuchar presentaciones y a hacerlas nosotros mismos, son pocos los que hacen una conferencia que nos impacte, nos queden grabadas las ideas y nos haga olvidarnos del reloj. ¿Quieres conocer las claves para hacer una buena presentación oral?

Conoce los requisitos previos para una buena exposición oral

Conoce los requisitos previos para una buena exposición oral

La presentación de la información y nuestra forma de exponerla ante nuestros compañeros y maestros es muy importante, pero se trata del punto final de un largo proceso de elaboración. Antes de eso, debemos tener en cuenta que las buenas exposiciones orales requieren de unas habilidades y herramientas que podemos adquirir o fomentar en nosotros mismos. Podemos hacer una presentación más interesante y persuasiva mediante seis puntos fundamentales que debemos aplicarnos a nosotros mismos como ponentes:

1. Conocer el tema: no podemos hacer una presentación convincente y atractiva si no hemos estudiado el tema en profundidad. El conocimiento nos dará el poder para distinguir aquello interesante de lo superfluo y poderlo presentar, así, de una forma impactante a nuestra clase.

2. Saber comunicar: aunque expondremos los conocimientos con palabras, debemos tener en cuenta que el 93% comunicación que se produzca en clase será en lenguaje no-verbal. Debemos mostrar un lenguaje corporal relajado y haciendo gestos para captar la atención y enfatizar lo que decimos, así que ¡nada de leer de un papel sin levantar la vista!

3. Sólida preparación: aunque nos conozcamos el tema de cabo a rabo, es importante la práctica. Podemos hacer la presentación previamente a nuestros padres o amigos para que nos digan aquello en lo que debemos mejorar. De este modo, el día de la presentación haremos un excelente trabajo.

4. Gran sinceridad: si no estamos convencidos, no convenceremos a los demás de nuestras ideas. Como hemos dicho, las presentaciones son persuasiones que hacemos a los demás sobre ideas que hemos adquirido. Que tu resaltes un aspecto u otro del texto ya es la exposición de tu punto de vista.

5. Gran naturalidad: huye de los artificios del lenguaje oral y de ser pomposo con los gestos. Así no convencerás a nadie y te prestarán más atención a ti que a tus ideas. Si te sientes nervioso aún habiéndote preparado el tema y la exposición, busca algún gadget o truco que te haga ganar confianza y naturalidad.

6. Mucha credibilidad: De igual modo que si vacilas al explicar los conceptos o responder preguntas de tu compañeros y maestros, pierdes la credibilidad si te muestras nervioso ante la clase. Para solucionarlo, busca algún gadget o truco que te haga ganar confianza.

Foto:  juanpol en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...