Relaciones Públicas: una importante especialización profesional

Las Relaciones Públicas (también conocida como RR.PP.) son un conjunto de acciones de comunicación estratégica, coordinadas y sostenidas a lo largo del tiempo, que tienen como principal objetivo fortalecer los vínculos con los distintos públicos, escuchándolos, informándolos y persuadiéndolos para lograr consenso, fidelidad y apoyo de los mismos en acciones presentes y/o futuras. Las Relaciones Públicas implementan técnicas de negociación, marketing, publicidad y administración para complementar y reforzar su desempeño en el marco de un entorno social particular y único que debe ser estudiado con máximo esmero para que esas acciones puedan ser bien interpretadas y aceptadas por los distintos públicos a quiénes se dirige un programa de Relaciones Públicas.

En más de una ocasión hemos oído o leído el término Relaciones Públicas, ya sea cuando se refieren a la oficina especializada de alguna empresa o algún tipo de cargo ejecutivo importante ligado al trato con gente. Sin embargo, si nos detenemos a revisar las carreras profesionales que brindan la mayoría de universidades en Hispanoamérica, son pocas las veces que encontraremos a las Relaciones Públicas como una línea profesional especifica. Más bien, encontramos carreras conocidas desde hace mucho tiempo como: Ciencias de la Comunicación, Comunicación Social, Marketing o Publicidad, en las cuales sí encontraremos Relaciones Públicas, pero como una asignatura, en su mayoría de veces obligatorio. Así también en el mismo ámbito de estas carreras profesionales encontraremos la especialización o masters en Relaciones Públicas.


Foto: Monografias.com

De aquí podemos concluir que este sector profesional no es muy potencializado por las universidades como carrera profesional base, pero no por ello deja de ser fundamental ya que se encuentra dentro de la curricula y se ejerce también como especialización. En frente de este panorama es necesario preguntarse ¿Ya es hora de que las Relaciones Publicas sean estudiadas en las universidades como carreras profesionales? ¿El término Relaciones Públicas es demasiado general como para expresar una línea profesional? ¿Las Relaciones Publicas forman parte implícita de otras carreras con mayor carga de conocimientos? A continuación echaremos un vistazo a esta especialización profesional, que ha logrado -desde los inicios de su práctica y estudio- resultados innegables en el crecimiento de empresas y/o instituciones, así como también se ha convertido en un perfil profesional cada vez más atractivo para los jóvenes.



Según Natalia Martín, Licenciada en Relaciones Públicas e Institucionales de UADE, Las Relaciones Públicas (también conocida como RR.PP.) son un conjunto de acciones de comunicación estratégica, coordinadas y sostenidas a lo largo del tiempo, que tienen como principal objetivo fortalecer los vínculos con los distintos públicos, escuchándolos, informándolos y persuadiéndolos para lograr consenso, fidelidad y apoyo de los mismos en acciones presentes y/o futuras. Las Relaciones Públicas implementan técnicas de negociación, marketing, publicidad y administración para complementar y reforzar su desempeño en el marco de un entorno social particular y único que debe ser estudiado con máximo esmero para que esas acciones puedan ser bien interpretadas y aceptadas por los distintos públicos a quiénes se dirige un programa de Relaciones Públicas.


Foto: Ad Blog Arabia

De la misma forma, toda actividad de relaciones públicas tiene como finalidad principal la gestión de la imagen institucional, mediante el desempeño de las siguientes funciones:

Gestión de las comunicaciones internas: Es de suma importancia conocer a los recursos humanos de la institución y que éstos a su vez conozcan las políticas institucionales, ya que no se puede comunicar aquello que se desconoce.

Gestión de las comunicaciones externas: Toda institución debe darse a conocer a sí misma y a su accionariado. Esto se logra a través de la vinculación con otras instituciones, tanto industriales como financieras, gubernamentales y medios de comunicación.

Funciones humanísticas: Resulta fundamental que la información que se transmita sea siempre veraz, ya que la confianza del público es la que permite el crecimiento institucional.

Análisis y comprensión de la opinión pública: Edward Bernays, considerado el padre de las relaciones públicas, afirmaba que es necesario manipular a la opinión pública para ordenar el caos en que está inmersa. Es esencial comprender a la opinión pública para poder luego actuar sobre ella.

Trabajo conjunto con otras disciplinas y áreas: El trabajo de Relaciones Públicas debe tener una sólida base humanista con formación en psicología, sociología y relaciones humanas. Se trabaja con personas y por ende es necesario comprenderlas.


Foto: Cassidy Advertising

También es importante el intercambio con otras áreas dentro de la comunicación como ser la publicidad o el marketing. Si bien estas últimas tienen fines netamente comerciales, debe existir una coherencia entre los mensajes emitidos por unas y por otras para así colaborar a alcanzar los fines institucionales. Las herramientas de las que se valen las relaciones públicas para cumplir con sus objetivos y funciones son muchas y diversas tales como: La organización de eventos, El lobbying, Planes de responsabilidad social, relaciones con los medios de comunicación, etc.

Actualmente existe una creciente similitud de productos y servicios debido a que el mercado es cada vez más amplio. Frente a esto la publicidad ya no basta porque ha perdido credibilidad y se hace sumamente necesario encontrar una herramienta que permita diferenciar a las empresas. Aquí entran en juego las relaciones públicas como disciplina que, mediante una gestión estratégica, logran diferenciar a la organización de sus competidoras.

Para lograrlo, las relaciones públicas trabajan con diversos intangibles:

Identidad: Es el ser de la organización, aquello que la caracteriza y diferencia del resto. Sobre ella identidad trabajan las relaciones públicas, básicamente gestionando otros dos intangibles: la cultura organizacional y la filosofía.

Filosofía: Plantea el objetivo global de la organización y el modo de llegar a él. Establece una misión (el beneficio que la organización proporciona a su público), valores (por los cuales se rige la organización) y visión (a donde quiere llegar, que debe ser un objetivo difícil de alcanzar pero no utópico).

Cultura: Se da por el proceder o modo de actuar de la organización en su conjunto. Tiene que ver con los valores que se fomenten y el modo de orientar la actuación de la organización.

Imagen: Es aquella representación que la organización desea construir en los stakeholders con los cuales la organización se relaciona o construye vínculos comunicativos.

Reputación: Es aquella representación mental que se hace el público sobre una organización a través de las experiencias (directas o indirectas) que hayan tenido con la misma y de la forma como la organización se comunica con sus stakeholders.

Como podemos ver, se está dejando de lado el paradigma de las comunicaciones integradas de marketing, que sitúa a las relaciones públicas como una herramienta más del marketing y se está pasando a tener una visión holística de las Relaciones Públicas, es decir, se liga con la comunicación institucional y se le sitúa como una función directiva. Se está tendiendo a situar todas las comunicaciones de la organización en manos del Director de Comunicaciones (DIRCOM) para lograr una política comunicacional más coherente e integrada que persiga los mismos fines que la institución. Por consiguiente las Relaciones Públicas también se irán convirtiendo en una especialización profesional con cada vez mayor protagonismo dentro de las organizaciones y esperemos que también en la enseñanza dentro de las universidades.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...