Pautas para alumnos con trastornos de lenguaje

Las alteraciones en el lenguaje son variadas y de diversos grados de complejidad. En este post, les brindaremos tres pautas generales para que todas las personas dentro del ámbito educativo las pueda tener en cuenta, aplicar y difundir para una mejor enseñanza de quienes padecen trastornos en el lenguaje.

Los docentes deben estimular la conversación

Los docentes deben estimular la conversación

El lenguaje es un aspecto esencial en la vida de todas las personas. Con el lenguaje hacemos posible la comunicación, interpretamos la realidad, interactuamos, transmitimos conocimientos y culturas, entre diversas acciones más. Pero dentro del mundo del lenguaje, existen varios trastornos que alteran el normal desarrollo del lenguaje. Las alteraciones de éste pueden provenir de diversos orígenes, como también pueden presentarse en las personas con distintos grados de complejidad o severidad.

En los niños, una alteración o trastorno del lenguaje, puede acarrear algunas consecuencias, tales como la dificultad en la interacción con el entorno, el aislamiento y alejamiento, el rendimiento escolar, un retraso en el desarrollo cognitivo, entre otras. Es por ello que les indicaremos tres pautas a tener en cuenta para la educación de los alumnos que tengan trastornos del lenguaje.

Como hemos indicado, las alteraciones en el lenguaje son variadas, por ello les daremos, en esta oportunidad, pautas generales para que todas las personas dentro del ámbito educativo las pueda tener en cuenta, aplicar y difundir para una mejor enseñanza de quienes padecen trastornos en el lenguaje.


Las pautas son:

-Tener modelos lingüísticos adecuados. Esto es de suma importancia considerarlo, ya que el lenguaje se adquiere por medio de la interacción con el entorno. Los chicos, en ese contexto, imitan y copian lo del entorno, acercándose al correcto lenguaje. Por ende, el lenguaje de las personas del entorno es elemental, siendo el “modelo a seguir” que tienen los chicos para adquirir su propio lenguaje. Consecuentemente, los maestros, docentes y demás personas del entorno de los chicos deben entablar correctas comunicaciones; estables, claras y transmitirse con una muy buen interacción; para que los niños las puedan aprehender.

Estimulación. La comunicación y transmisión del lenguaje deben darse en un clima estimulante, donde la confianza y compresión estén presentes. Los docentes, e incluso en las mismas casas, deben emplear estrategias según los intereses de los alumnos con trastornos del lenguaje, en pos de corregir la falencia en el lenguaje. La estimulación hace un gran aporte en este sentido, pero para que sea efectiva se debe asegurar que los alumnos tomen conciencia de que tienen que mejorar su problema de lenguaje, sin que en ellos se presenten sensaciones de angustia ni ansiedad.

En cuanto a qué debemos estimular, nos tendremos que focalizar en dos aspectos. Uno corresponde a la estimulación de habilidades y de los procesos cognitivos, tales como la atención selectiva de los sonidos del habla, simbolización, percepción, memoria auditiva, imitación directa y diferencia de sonidos, etc. Y el segundo aspecto corresponde a la estimulación de habilidades motrices y de coordinación psicomotriz, como por ejemplo la movilidad facial y de los órganos articulatorios, articulación de los fonemas, respiración, etc.

-Reeducación. Cuando el trastorno del lenguaje de los niños sea de una gravedad notoria, deberá recibir apoyo logopédico de forma directa, en pos de rearmar las bases de la adquisición del lenguaje y sus etapas.

Foto: Clase de infantil por woodleywonderworks en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...