Para ayudar a la memoria, habría que hacer dieta

Dependiendo de la alimentación que se tenga, se podrá condicionar o incrementar el nivel de memoria en los adultos mayores.

El rendimiento personal no depende únicamente de o que se trae de la cuna, esto esta claro. Lo que se piensa erróneamente es que a determinada edad, no vale la pena estudiar, estimular o al menos intentarlo.

La memoria humana

La memoria humana

Un nuevo estudio, demuestra exactamente lo contrario. En este caso se trata de la memoria. Aquí se plantea que comer bastante menos puede hacer que la memoria de las personas mayores funcione mejor, según el primer estudio experimental realizado con seres humanos, en la Universidad de Münster, en Alemania. En donde se demostró que un grupo de personas que aceptó ingerir un 30% menos de calorías durante tres meses tuvieron un rendimiento superior. Sin embargo, el resultado no es absolutamente concluyente. Ni tampoco un consejo que todavía pueda ser dado a todo el mundo.

Es importante saber que las personas mayores que tienen un peso normal o por debajo de la media, deben ser extremadamente cuidadosas al intentar una dieta con restricción de calorías, cuando se di a conocer el estudio. Simplemente, para que esto no afecte su nivel nutricional ni los valores necesarios de alimentación.

Este estudio forma parte de un largo y controvertido intento por extender el tiempo de vida sano de la gente. Algunos años atrás, en 1934, en la Universidad de Cornell, se observó que las ratas que tenían en el laboratorio duplicaban su tiempo de vida si se les reducía la ingesta de calorías. Otros científicos tomaron la posta poniendo sus miradas en ratones, monos, mosca de la fruta, y otros animales.


Como antecedente, la mayoría de esos trabajos señalan que los animales viven hasta un 50% más de su tiempo normal de vida, cuando se los restringe en la dieta.

Claro que es difícil trasladar esos resultados a los seres humanos, quienes podrían sufrir la falta de nutrientes esenciales, como consecuencia directa de esta restricción. En setiembre de 2008, un trabajo en la Universidad de Washington, alertó que la privación podría no funcionar en humanos, si no se pone también atención a las proteínas.

La estimulación de la momeria

La estimulación de la momeria

A estas referencias se le agregó el trabajo del grupo de Agnes Flöel, de la Universidad de Münster, en Alemania, con 50 voluntarios sanos de 60 años en promedio. Los dividieron en tres grupos: el primero bajó un 30% el consumo de calorías. El segundo aumentó un 20% el consumo de aceite de oliva y pescado. Y el tercero siguió una dieta con un consumo normal de calorías. A los tres meses, los investigadores les tomaron pruebas de memoria. Los del primer grupo, que habían reducido las calorías, tuvieron un mejor rendimiento de su memoria. Además, redujeron sus niveles de insulina y los marcadores de inflamación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,67 de 5)
4.67 5 3
Loading ... Loading ...