Orientándonos: Las partes de la brújula

Uno de los métodos más efectivos, o mejor dicho uno de los elementos más útiles para lograr orientarnos en un territorio desconocido es la brújula. Enseñarles a los niños a utilizar una brújula puede ser una didáctica al aire libre con muy buenos resultados educativos, pero sobre todo muy entretenida para los chicos.

Orientándonos, las partes de la brújula

Aprender a ubicarse en territorios desconocidos es una herramienta muy importante, poder transmitírsela a los más chicos es sin dudas un aporte esencial hacia ellos, sobre todo si se trata de lugares al aire libre.

Uno de los métodos más efectivos, o mejor dicho uno de los elementos más útiles para lograr mencionada tarea, es la brújula. Enseñarles a los niños a utilizar una brújula puede ser una dinámica al aire libre con muy buenos resultados educativos, pero sobre todo muy entretenida para los chicos.

Es por eso que les propongo aprender a orientarnos con la brújula, para posteriormente enseñarlo a los alumnos. En dicho sentido, hoy comenzaremos por conocer las partes que conforman la brújula, para más tarde continuar aprendiendo, en otro post no muy lejano, a orientarnos con dicho elemento.


El funcionamiento de la brújula se basa en la atracción magnética que ejerce la Tierra sobre los objetos imantados. Uno de los elementos de la brújula es una aguja imantada, las cual siempre indicará la dirección del norte magnético, lo que nos permitirá orientarnos.

La brújula se conforma de las siguientes partes: Base de plástico; Anillo giratorio graduado; Aguja magnética; Flecha orientadora y sus líneas auxiliares; Punto de lectura; y Flecha de dirección de viaje y sus líneas auxiliares.

Base de plástico: Se trata justamente de la base que sostiene a todo el cuerpo de la brújula. Suele ser de un plástico resistente y transparente.

Anillo giratorio: La base de plástico cuenta con un cilindro aplastado, justamente sobre este encontraremos un anillo giratorio, que se encuentra dividido cada determinada distancia, hasta completar un círculo de 360 grados, para que pueda ser posible medir ángulos. Cuanto más pequeña es la distancia de esta división, más difícil será cometer errores.

Aguja Magnética: La aguja magnética se ubica dentro del cilindro del que hablábamos anteriormente, se encuentra inmersa en aceite para que el movimiento de la inercia sea frenado lo más rápido posible, pero sin detener el avance de la aguja.

Flecha orientadora: Dentro del cilindro, aunque por debajo de la aguja magnética, encontraremos a la flecha orientadora. Es muy sencilla de ubicar ya que suele ser marcada por una doble línea que se asemeja a una flecha.

Punto de Lectura: Cualquier tipo de lectura que se haga con la brújula se realizará bajo el punto de lectura. Este está ubicado en forma de un punto blanco, que se encuentra sobre la numeración de las divisiones mínimas.

Flecha de dirección de viaje: Se trata de una flecha diferente a la orientadora, la cual suele atravesar gran parte de la base de plástico y termina con una flecha sencilla.

Foto: Brujula por destino para lejos en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...