Neurología infantil, señales de alarma

La neurología infantil es una especialidad médica que se encarga de diagnosticar y tratar todas aquellas patologías y trastornos relacionados con el sistema nervioso central y nervios periféricos de los más pequeños. A continuación conoceremos para qué sirve y cuáles son las patologías más comunes.

La neurología infantil es un término muy utilizado en los últimos tiempos, y que generalmente causa mucha angustia en las familias cuando oyen hablar de ella en relación a su hijo, sobrino o nieto. Afortunadamente los avances científicos han permitido que la mayoría de los pequeños pacientes puedan gozar de una vida plena.

Neurología infantil

La neurología infantil es una especialidad médica que se encarga de diagnosticar y tratar todas aquellas patologías y trastornos relacionados con el sistema nervioso central y nervios periféricos (cerebro, médula espinal y todos los nervios periféricos), que, como su nombre lo indica, están vinculados a pacientes de temprana edad.

En general existen dos grupos de patologías más frecuentes en los niños y la adolescencia, que se convierten en los motivos más recurrentes por lo que la familia termina consultando a un especialista en neurología. Hablamos de los trastornos del desarrollo y los episodios paroxísticos.

En el primero de los casos, los motivos de consulta más frecuentes son:

  • En los lactantes: La patología se manifiesta en la adquisición de las pautas madurativas, especialmente motoras.
  • En la etapa pre-escolar: En los trastornos del desarrollo del lenguaje.
  • En la edad escolar y de la adolescencia: En los trastornos del aprendizaje y de la conducta.

En el caso de los episodios paroxístico transitorio, los mismos suelen manifestarse a través de cambios a
nivel del comportamiento motor, como pueden ser convulsiones o tics; a nivel perceptual, como cefalea y vértigo; en la alteración de la respiración, con apneas o espasmos del sollozo; o bien a nivel de conciencia, como un sincope
.

Un poco menos frecuentes aparecen las enfermedades de tipo genético-cromosómicas y las malformaciones del sistema nerviosos central, las enfermedades neuromusculares y las enfermedades neurodegenerativas.

¿Qué hay de la prevención? En este punto podemos decir que existen un grupo de enfermedades que llevando un correcto control pueden ser prevenidas o tratadas a tiempo, razón por lo que siempre es aconsejable seguir las indicaciones del pediatra. Algunas recomendaciones son:

  • Control periódico del embarazo.
  • Control de parto por todo un equipo de profesionales.
  • Cumplimiento del calendario de vacunas.
  • Prevención de accidentes.

Es importante saber que algunas afecciones neurológicas diagnosticadas precozmente permiten un tratamiento mejor y un pronóstico más acertado, por lo que el control periódico en salud, y una consulta oportuna con el médico pueden ser la mejor solución a un importante problema.

Fuente: pediatrasaldia
Foto: bebes por HeyGabe en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...