Justificar una ausencia de clase por entrevista de trabajo

Cualquier estudiante puede encontrarse en la tesitura de tener que justificar la no asistencia a clase por tener una entrevista de trabajo. ¿Cómo hacerlo? Os explicamos las mejores opciones.

Alcanzada la mayoría de edad, el mejor justificante es el de la propia empresa

Muchos son los que están aprovechando esta época de penuria laboral para formarse, o los jóvenes que aún conservan la esperanza de que hacerlo pueda asegurarles un futuro mejor. A la vez, pocos desaprovechan una oportunidad tan escasa hoy en día como una entrevista de trabajo. Llegados a cierta edad, y más cuando la educación se está convirtiendo en un lujo, trabajar y estudiar al mismo tiempo es a menudo una necesidad.

Así que cualquier estudiante puede encontrarse en la tesitura de tener que justificar la no asistencia a clase por tener una entrevista de trabajo. ¿Cómo hacerlo? Estas son algunas opciones:

  • Los menores de edad pueden justificar la ausencia con una carta redactada y firmada por sus padres o tutores en la que se especifique el motivo de la misma. Por lo general serán estudiantes de Secundaria, Bachillerato o Ciclo Formativo de Grado Medio, cuyo profesorado acostumbra a tener suficiente con este documento para justificar las faltas de asistencia de los alumnos.
  • Los mayores de edad no dependen de padres ni de tutores para justificar sus ausencias, y no siempre basta con su palabra para hacerlo de un modo creíble. Informar del motivo con una carta, o simplemente hablando con el profesor, puede bastar en instituciones académicas con un número reducido de alumnos por clase. Pero si estudiamos en una facultad necesitaremos un documento algo más formal. Más que redactar una carta, lo más recomendable es pedir un justificante a la misma empresa que nos realiza la entrevista.

En un principio cualquier empresa nos facilitará el justificante sin poner ninguna pega. Pero puede que en consecuencia nos hagan una pregunta muy lógica: «¿Podrá usted compaginar sus estudios y su labor en esta empresa sin problemas?». Y ahí viene la segunda parte de la cuestión. Si tras la entrevista somos contratados, puede que tengamos que cambiar o adaptar nuestro horario académico a nuestra nueva realidad laboral.

Para ello tampoco basta con una carta de justificación de inasistencia a clases por trabajo, aunque es un buen documento de soporte. La mayoría de instituciones académicas ofrecen la posibilidad de cambiar de horario a mitad de curso por motivos laborales, siempre y cuando haya clases disponibles en otro horario o nos comprometamos a seguir el temario por cuenta propia. Lo más adecuado es contactar con la secretaria del centro para más información, pero es común que se solicite una copia del contrato laboral para poder realizar el cambio sin problemas.

Si tras esta información aún os quedan dudas sobre cómo justificar este tipo de ausencias, no dudéis en dejarnos un comentario con vuestras preguntas.

Foto: ana_afi en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...