Modelado en barro, una técnica con beneficios educativos

El modelado en barro les permite a los más chicos distinguir las cosas por sus formas, cuando las tocan, las cogen y las conocen. Por eso, proponer una actividad con el barro, que le permita experimentar con el volumen, puede ser muy útil para ayudar a la madurez de su percepción sensorial. Además, esta actividad también puede ser muy interesante para los más grandes, ya que lograrán dejar volar su imaginación, al mismo tiempo que consiguen un momento personal y de relajación

Modelado en barro

Modelado en barro

El modelado en barro les permite a los más chicos distinguir las cosas por sus formas, cuando las tocan, las cogen y las conocen. Por eso, proponer una actividad con el barro, que le permita experimentar con el volumen, puede ser muy útil para ayudar a la madurez de su percepción sensorial.

Sin embargo, esa no es la única ventaja del modelado en barro. Esta actividad también puede ser muy interesante para los más grandes, ya que lograrán dejar volar su imaginación, al mismo tiempo que consiguen un momento personal y de relajación.

Conozcamos a continuación las características de esta técnica.
El Barro

El  barro que se utiliza para este tipo de trabajos, generalmente, está mezclado con otras arcillas  y materiales que contienen elementos minerales  y fundentes, con los que se consigue modificar  las propiedades de plasticidad ,  textura,   color  y  cualidades como  contracción al secarse y  punto de cocción.

Para realizar el modelado se puede encontrar barro listo para ser utilizado en colores que van desde el blanco hasta el negro. También con diferentes texturas: suaves, pastosas o arenosas.


¿Por qué el barro?

Resulta que este es uno de los materiales más indicados para trabajar el volumen, esto se debe a que es un material muy dúctil, con el cual, la simple manipulación se transforma en un placer sensorial.

A partir de estas características es que la técnica beneficia la maduración manual de quien la practica, ya que se pueden obtener resultados haciendo y deshaciendo formas, ampliando los conocimientos y logrando expresarse y desarrollar la imaginación por medio de este trabajo.

¿Cómo se trabaja el barro?

La técnica se realiza utilizando los dedos, más bien, pinzando el barro con los dedos, evitando tenerlo mucho tiempo entre las manos, ya que el calor deshidrata al barro. Es necesario trabajar con movimientos inteligentes.

Aclaraciones

El barro no debe trabajarse como la plastilina, utilizando, por separado, pequeños fragmentos. Tampoco debemos hacerlo de la misma forma que se realiza con la porcelana fría. El barro se trabaja de una forma distinta a los otros materiales, ya que con el barro es necesario destacar las líneas, los perfiles y la forma.

Secado y quemado

Si bien existen diferentes técnicas para moldear el barro, todas tienen el denominador común de tener que pasar por el proceso de secado y quemado.

Lo más importante es saber que antes de llevar una pieza al horno, es necesario estar completamente seguro de que está seca. Para ello habrá que esperar el tiempo necesario, que en algunos casos puede tardar 1, 2 o más semanas.

Luego, las piezas van al horno por lo menos dos veces. Esto es porque en la primera de las veces la pieza se quema, y en la segunda, ya pintada, se funde el esmalte y se quema el oxido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 2
Loading ... Loading ...