Más manualidades para Halloween

Hoy te proponemos algunas manualidades para Halloween muy sencillas y que, además, te permiten reciclar lo que tengas por casa. Descubre cómo hacer una divertida guirnalda, un portavelas terrorífico o cómo proyectar sombras tenebrosas en tu pared.

Ayer te hablamos de la calabaza de Halloween, la manualidad por excelencia de esta fiesta. Pero decorar toda la casa con calabazas es una buena idea solo a medias, pues es necesaria mucha creatividad para que surja un efecto atractivo en lugar de cargante. Lo ideal es complementar estas ‘cabezas tétricas’ con otros elementos que contribuyan a un ambiente de lo más divertido y terrorífico. Y para ello, nada mejor que unas cuantas manualidades muy sencillas y que, además, nos permiten reciclar lo que tengamos por casa. Te proponemos tres:

Elabora con tus manos un Halloween magnífico

  • Las guirnaldas nunca fallan, ¿y para qué comprarlas si puedes hacerlas tú mismo? Lo único que necesitarás es una tira de papel crepé o similar, de unos 15 centímetros de ancho y todo lo larga que desees. Dóblala cada 15- 20 centímetros, dependiendo del tamaño que quieras darle a tu dibujo, a modo de acordeón (una vez hacia cada lado). Cuando termines, fija los pliegues con un clip a cada lado y dibuja sobre el papel tu figura de Halloween. Puedes usar una plantilla, hay cientos en internet. Recorta después la silueta dibujada, recordando conservar intactos parte de los lados izquierdo y derecho del papel, pues son el punto de unión de nuestra guirnalda.
  • Un portavelas con latas usadas y un alambre. Tan fácil como limpiar la lata por dentro y por fuera, para que no quede rastro ni  de comida, ni de papel. Le agujereamos la silueta de las partes de una cara, o de aquello que deseemos, con la ayuda de un martillo y un clavo. Hacemos lo propio con los laterales superiores derecho e izquierdo, para poder pasar luego el alambre. Pero antes de hacerlo pintamos la lata de naranja, negro, o del color que nos guste. Cuando terminemos y nos aseguremos que los agujeros quedan bien limpios de pintura, pasamos el alambre y le introducimos la vela. ¡Et voila!
  • Sombras tenebrosas. Más fácil todavía. Dibujamos sobre cartón negro una figura tenebrosa y la recortamos. La pegamos a la parte superior de un alambre, el que nos sobre del portavelas, y doblamos la parte inferior del mismo para que haga de base. Finalmente, le ponemos una vela cerca, apagamos las luces… Y el terror se manifiesta en nuestra pared.

¿Te han gustado estas ideas? Encontrarás imágenes sobre el resultado y muchas más propuestas en las webs Yo Dibujo y Manualidades para Halloween. En Mas Manualidades también te ofrecen un listado completo de manualidades para Halloween, algunas más complicadas que otras. Esperemos que todos estos recursos te sean útiles y, sobre todo, que cuando consigas la decoración perfecta nos mandes una foto para enseñárnosla.

Foto: Joe Crawford (artlung) en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...