Más del 80% de docentes ha notado la reducción de presupuestos en su centro

La crisis económica ha tenido un impacto negativo en la mayoría de centros educativos, según se desprende de la opinión de los profesionales de la enseñanza en el II Barómetro sobre la Educación. Un 82% de los docentes afirma que la reducción de presupuestos se ha hecho patente en su centro escolar.

clase

La percepción de la crisis económica en el sector educativo también ha sido uno de los temas consultados en el II Barómetro Nacional sobre la Educación. Los responsables de la elaboración de la percepción de la calidad e implicación en la enseñanza han querido saber la opinión de padres y educadores del sector público y privado-concertado sobre el impacto de los recortes educativos sobre la calidad de la enseñanza, el funcionamiento del centro y su jornada laboral.

Un 22,76% de los encuestados opina que no se ha notado la reducción de los presupuestos educativos en su centro de enseñanza, mientras que casi cuatro de cada cinco (77,2%) encuestados opinan que sí se ha percibido un empeoramiento de la calidad educativa por culpa de los recursos económicos. Además, este porcentaje se eleva hasta el 82% si sólo se tiene en cuenta la opinión del profesorado.

Para los profesionales del sector, la probabilidad de que su centro de enseñanza “presente problemas de funcionamiento por falta de recursos derivados de la actual situación económico” es alarmante en el 61,1% de los encuestados. En concreto, el 16,7% piensa que es “muy alta”, el 44,4% “alta”, mientras que el 32,9% defiende que es hay una “baja” posibilidad de tener problemas de funcionamiento por falta de recursos públicos.

La crisis económica ha afectado las condiciones de trabajo de la mayoría de docentes, que han visto incrementadas las horas dedicadas a su jornada laboral y han sido forzados a impartir asignaturas de las que no han recibido la formación pertinente. Estos cambios en sus condiciones laborales comportan una pérdida de la calidad educativa, que ha sido más notable entre aquellos maestros, profesores, directores y orientadores que trabajan en centros sustentados exclusivamente con fondos públicos.

La reducción presupuestaria en el campo de la enseñanza ha tenido consecuencias en la jornada laboral de dos de cada tres profesionales de la educación. Frente a un 35,5% de docentes que reconoce que su jornada laboral no se ha visto afectada por los recortes, el 32,7% afirma que ha aumentado tres o más horas de trabajo y un 31,8% lo ha hecho en una o dos horas. Además, un 29,1% de los encuestados se ha visto obligado a completar su horario impartiendo materias que no son de su especialidad.

Imagen: BlueOlive

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...