Manualidades con piedras para realizar con niños en vacaciones

Las manualidades nos pueden aportar un rato divertido con nuestros hijos. Si les damos las herramientas adecuadas, les ayudaremos a expresar su creatividad. Una idea para ello es hacer manualidades con piedras de río o de mar: pueden pintarlas, decorarlas y luego presentarlas para regalar o para decorar un despacho, por ejemplo, como pisapapeles.

En esta época del año en la que los niños aún están con nosotros de vacaciones y que realizamos tantas actividades fuera de casa podemos aprovechar parte del material que nuestros hijos suelen ir recogiendo, como las piedras de río, para que cuando estén en casa puedan realizar manualidades y expresar su lado artístico de la manera más divertida y original. También se pueden usar conchas grandes de playa o piedras erosionadas por el mar para pintarlas o realizar trabajos manuales.

Decorar macetas, por ejemplo.

Hay diferentes formas de realizar estas manualidades, pero asegúrate de que cuando se sienten a hacerlas tengan todo lo necesario para abrir su imaginación y crear aquello que quieren. Para ello compra pegamento para las piedras, por si se les ocurre hacer alguna pequeña escultura con piedras pintadas. No olvides los rotuladores de colores permanentes o las pinturas de témpera. También puede que quieran espolvorear purpurina o cualquier pequeño material brillante, como lentejuelas o pequeñas bolitas de colores. Es bueno que lo tengan todo a mano, así su imaginación tendrá más con lo que trabajar.

Una vez los tengas sentados, con el material preparado, déjales que realicen sus juegos. Puedes darles ideas, pero dales un poco de libertad para así descubrir al pequeño artista que tienen en su interior. Si no se les ocurre nada coge una piedra y píntale una cara, una flor, una huella digital de tu hijo, o simplemente puntitos de colores. Lo importante de estas actividad es que se lo pasen bien, hagan cosas nuevas y aprovechen los materiales de las excursiones. De paso nos quedará un bonito recuerdo hecho con las manos de nuestros hijos.

Con imaginación se pueden hacer curiosas figuras para decorar o incluso pisapapeles

Una vez hayan pintado, ya sea con con temperas, rotuladores o decorado con purpurina, pueden hacer pequeñas esculturas que luego podremos usar para regalar, para pisapaleles, etc. Si no las quieren pegar y han hecho unas cuantas, puedes aprovechar alguna cajita de madera para exhibirlas o guardarlas como un pequeño tesoro. En el caso que lo vayas a aprovechar para regalar, envuélvelas con un trozo de papel transparente y con un lazo que destaque. Ya verás como la pequeña obra de arte cobra más vida.

Todos estos trabajos manuales sirven para regalar, para decorar macetas o zonas del jardín, o para que nos queden de recuerdo de los sitios que hemos visitado. Los  niños pasan un buen rato entretenidos con estas manualidades, y además, ¿qué abuelito no regalará una sonrisa a su nieto si le trae una pequeña obra de arte como esta?

Fotos por Avia Venefica en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...