Manualidades con masa de sal

¿Quién ha dicho que los ingredientes de cocina son solo para cocinar? Si bien la lógica indica que hay determinados condimentos e ingredientes que son utilizados para realizar comidas, también pueden utilizarse para realizar cosas muy distintas. Aquí os enseñamos una bella manualidad para niños, a base de masa de sal, donde los pequeños podrán experimentar, estimular el tacto y crear distintos adornos decorativos.

Manualidades con masa de sal, ideal para niños

¿Quién ha dicho que los ingredientes de cocina son solo para cocinar? Si bien la lógica indica que hay determinados condimentos e ingredientes que son utilizados para realizar comidas, también pueden utilizarse para realizar cosas muy distintas.

Con un poco de ingenio y creatividad haremos unas hermosas manualidades cuyas bases serán ingredientes de cocina. Y, al no ser tóxicos los ingredientes, son manualidades ideales para realizar con los niños en la casa o en la escuela.

Estas manualidades son con masa de sal. El moldear esta masa fomentará, en un primer momento, el tacto y la estimulación de los niños, quienes podrán experimentar distintas cosas al realizar la masa. Luego, en un segundo momento, los niños podrán expresarse creativamente al hacer y decorar adornos con la masa de sal.

Para comenzar debemos hacer la masa de sal.

Ingredientes de la Masa de Sal:

  • 1 taza de sal
  • 2 tazas de harina común (no leudante)
  • 1 taza de agua aproximadamente

Cómo hacer la Masa de Sal

  • Mezclar la harina con la sal e ir agregando de a poco el agua. Mezclar bien por unos cuantos minutos hasta que la masa quede sin grumos y sin que se pegue en las manos (aproximadamente son 10 minutos). Si se pega, poner más harina; si queda sin unirse bien, agregar un poquito más de agua.

Si desean, una buena idea para que los niños experimenten con la masa es añadirle otros ingredientes; puede ser arroz o fideos de sopa. Si optan por esto, agregar solo un poquito de estos ingredientes.

Una vez que ya tenemos nuestra masa de sal podemos comenzar con la etapa creativa. Para ello agarramos un poco de masa y moldeamos según la forma que deseamos. Pueden ser bolitas, estrellas, una luna, una flor, huellas de la mano o del pie o todo lo que se les ocurra. Os recomiendo trabajar la masa sobre papel de cera.

Cuando los adornos ya están listos, hay que dejarlos secar. Para el secado hay dos opciones, una es dejar secar a los adornos de forma natural al aire libre y otra es horneándolos a fuego mínimo por unos pocos minutos.

Luego los debemos dejar enfriar para poder iniciar con la decoración. Para decorarlos podemos pintarlos con pintura acrílica de distintos colores, también podemos pegar distintos elementos como, por ejemplo, lentejuelas, canutillos, semillas, botones o cintas. Para darles un toque final, según cómo lo hayamos decorado, le podremos aplicar barniz acrílico.

Algunas ideas más

Esta manualidad es muy buena para épocas navideñas. Con esta masa de sal se pueden hacer bellísimos adornos para el árbol de navidad.

Si a los adornos los desean colgar de algún clavo, antes de llevarlos a horno o de dejarlos secar al aire libre, hay que hacerles el agujerito (lo pueden realizar con un sorbete o pajita de beber).

Otra idea sería que el niño que esté realizando la manualidad haga las letras de su nombre y luego pueda colgar estas letras con masa de sal decoradas en su habitación.

Foto: Masa de sal por Lizmarie en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...